Dag Hammarskjöld

(Jönköping, 1905 - Ndola, 1961) Político sueco, experto en economía y finanzas, que fue Secretario General de la ONU entre 1953 y 1961. Dag Hammarskjöld trabajó como profesor de economía política entre 1936 y 1945. En 1951 fue nombrado ministro y participó como delegado en la Asamblea de las Naciones Unidas. Dos años después, en 1953, relevó al noruego Trygve Lie como Secretario General de la ONU, cargo para el que fue elegido por unanimidad. En 1957 se le renovó el mandato por un quinquenio.


Dag Hammarskjöld

Durante su etapa en la ONU, Dag Hammarskjöld reformó en profundidad el papel asignado al Secretario General, hasta entonces limitado por sus estatutos a funciones burocráticas y administrativas. Demostró su habilidad como mediador en complicadas controversias internacionales, en gran parte relacionadas con los procesos de descolonización. En 1953 consiguió el armisticio en Corea y, a continuación, la liberación de los prisioneros. Cumplió varias misiones en Oriente Medio, afrontó la crisis de Suez y la de Hungría y fue aumentando progresivamente la autoridad política de su cargo, sobre todo durante su segundo mandato.

Desde 1957 hasta 1961 se comprometió personalmente en las difíciles negociaciones entre Camboya y Tailandia (noviembre de 1958), a veces con una intervención previa a las resoluciones del Consejo de Seguridad, para no desaprovechar momentos de oportunidad política. Entre 1960 y 1961 siguió con particular interés el desarrollo de la crisis del Congo. Dag Hammarskjöld murió víctima de un accidente aéreo, cuyas circunstancias quedaron sin esclarecer, cuando se dirigía a Ndola para intentar poner fin a los combates entre las fuerzas de Katanga y los soldados de la ONU; le sucedió en el cargo el diplomático birmano U Thant.

La actividad de Dag Hammarskjöld como estadista y economista no le impidió, sin embargo, dedicarse a la lectura y a la escritura. Se ocupó de la edición sueca de las obras del poeta francés Saint-John Perse, y escribió unos valiosos apuntes autobiográficos que se publicaron póstumamente, en 1965, bajo el título La línea de la vida. En 1961, y a título póstumo, se le concedió el premio Nobel de la Paz.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información