Scott Joplin

(Texarcana, 1868 - Nueva York, 1917) Pianista y compositor estadounidense. Llevó a la perfección formal el ragtime, piezas de ritmo sincopado muy popular en las primeras décadas del siglo XX en Estados Unidos, en las que se aprecia un sentido rítmico próximo al del jazz. Su Maple leaf rag (1899) para piano obtuvo un éxito inmenso. La ópera Treemonisha (1911) mezcla de ritmos negros, ragtime y ópera italiana, es su trabajo más ambicioso.


Scott Joplin

Scott Joplin recibió clases particulares de piano desde muy joven. A mediados de los años ochenta emprendió un largo viaje a través del medioeste de Estados Unidos, y en 1893 actuó en la Columbian Exposition de Chicago. Joplin deseaba triunfar como pianista y como compositor clásico; por esta razón se instaló en 1895 en Sedalia y estudió música en la Universidad George R. Smith para gente de color. En 1900 se trasladó a St. Louis para trabajar junto con el editor de música John Stark.

En 1902 publicó y dirigió la coreografía de su primera pieza de ballet, en la que aparecen numerosos recursos rítmicos del ragtime, y en 1903 publicó su primera ópera, A guest of honor (Un invitado de honor). En 1907 se trasladó a Nueva York, y ese mismo año escribió el manual de instrucciones The school of ragtime (La escuela de ragtime). Joplin desarrolló y perfeccionó el ragtime con una serie de composiciones que se han convertido en clásicos de este género, como Maple leaf rag, Wall street rag y The entertainer, tema en el que se basaría el compositor Marvin Hamlisch para la inolvidable banda sonora de la película El golpe (1973), protagonizada por Paul Newman y Robert Redford. Su contrato con John Stark finalizó en 1909.

Una de sus producciones más destacadas fue Treemonisha, de 1911, obra que sintetiza todas las ideas que tenía el autor sobre la música en una ópera clásica. De esta ópera entre actos, de la que Joplin también escribió el libreto, sólo se conserva la edición para canto y piano, editada en su momento por el mismo autor, no habiendo sido hallada en cambio la partitura manuscrita para orquesta, que Scott Joplin terminó pero que quedó inédita.

Treemonisha ha sido definida como "la primera gran ópera americana, puesto que habla un lenguaje genuinamente americano con las formas convencionales de la ópera occidental, como la obertura, el aria, el airoso, el recitativo, los coros y el ballet" (W. J. Schafer y J. Riedel). La obra es de formas cerradas y se compone de veintisiete números. Algunas indicaciones coreográficas precisas, redactadas por Joplin, acompañan algunas escenas; son de particular interés para el montaje de los números 4, 13 y 27.

La acción se sitúa en 1884, cuando Treemonisha, la protagonista, tiene dieciocho años. La escena se desarrolla en una plantación de Arkansas y en la espesa selva que la rodea. La zona está habitada únicamente por negros, pues sus amos blancos la han abandonado tras la derrota de los Confederados. Dos tendencias enfrentan a la población: una fetichista, dominada por las supersticiones y vinculada a la cultura mágica, puesta en ridículo por Joplin, y otra que confía en el progreso adquirido a través de la cultura, personificada por Treemonisha y sus padres. Treemonisha (cuyo nombre deriva de la fusión de las palabras "tree", árbol, y Monisha, nombre de la mujer que deseaba tener un hijo, halló a la niña debajo de un árbol, y la crió como si fuera suya) es la única persona alfabetizada de la comunidad negra, para quien la guerra civil ha supuesto la libertad.

Educada por una mujer blanca a cambio del trabajo de sus padres, Treemonisha, una vez terminada su formación, halla, gracias a su educación y cultura, la fuerza necesaria para vencer la tendencia supersticiosa y mágica presente en la comunidad. Obviamente, pasa por dificultades y peligros, que la inician en el papel de guía capaz de iluminar a la comunidad negra. El núcleo argumental del libreto se halla en dicho contraste y en dichas dificultades, que dan una especial originalidad al extraordinario equilibrio existente entre el carácter no realista de la forma operística y el carácter concreto de su comunicación no fantástica. La elección de una mujer que asume el papel de protagonista posiblemente derive del carácter matriarcal prevalente (más por razones sociohistóricas que por un africanismo residual) entre las poblaciones negras de América septentrional.

Joplin sólo emplea ocasionalmente en esta obra el modelo rítmico de ragtime, que según parece utilizó en mayor medida en una ópera anterior, Un invitado de honor (A guest of honor, 1903), hoy perdida. Después de Treemonisha, Scott Joplin compuso y grabó en rollos de pianola varios ragtimes, por lo que esta ópera no representa ciertamente ni una crítica ni un abandono de aquella música que entonces estaba de moda, y que le dio merecida fama debido a la calidad que supo dar a sus trabajos por encargo. Treemonisha no es una ambiciosa ampliación de las formas de aquel género, sino que se identifica por completo con la tradición operística, y hunde sus raíces y su razón de ser en aquella vida de los melodramas del Sur de Estados Unidos que tantas huellas dejó en la música de algunos viejos compositores de jazz, y también en Louis Armstrong.