Jerome Karle

(Nueva York, 1918 - Annandale, 2013) Científico estadounidense. En 1985 recibió el Premio Nobel de Química, compartido con Herbert Aaron Hauptman, por su contribución en el desarrollo de los métodos directos para la resolución de estructuras cristalinas. Su investigación se centró en la teoría de difracción y su aplicación a la determinación de la distribución de los átomos en varios estados de agregación: gases, líquidos, sólidos amorfos, fibras y macromoléculas.

Fue criado en el seno de una familia con gran sensibilidad artística. Su madre tocaba varios instrumentos musicales y tenía la esperanza de que Jerome Karle llegara a convertirse en un pianista profesional. Sin embargo, no le gustaba interpretar en público y además se sentía muy atraído por la ciencia desde muy pequeño. Su educación comenzó en el sistema público de la ciudad de Nueva York, en un ambiente exigente que permitía a los alumnos más avanzados progresar a su propio ritmo.


Jerome Karle

En 1933 ingresó en el City College de Nueva York, donde los estudios eran gratuitos salvo un dólar al año para la tarjeta de la biblioteca. El viaje de su casa a la universidad requería tres horas de metro diarias por lo que abandonó definitivamente la práctica del piano. Además de las clases obligatorias tomó numerosos cursos adicionales de matemáticas, física, química y biología. El año siguiente a su graduación lo pasó en la Universidad de Harvard, donde realizó un máster en biología (1938).

Después de una breve interrupción, se marchó a Albany a trabajar en el Departamento de Salud del estado de Nueva York. En esos momentos se estaba comenzando a fluorar el agua potable y él desarrolló un procedimiento para determinar la cantidad de flúor presente en el agua que acabó convirtiéndose en un método estándar. Durante su estancia en Albany ahorró suficiente dinero para poder continuar sus estudios de postgrado, y en 1940 ingresó en el Departamento de Química de la Universidad de Michigan.

El primer día que acudió a la clase de química física conoció a su esposa Isabella Logoski, con quien se casó dos años más tarde. Ambos desarrollaron su doctorado con el Profesor Lawrence O. Brockway, cuya especialidad era la investigación de la estructura molecular en fase gaseosa mediante la difracción de electrones. Obtuvo el grado de doctor en 1944; sin embargo, su trabajo lo había terminado en el verano del año anterior y se había marchado a la Universidad de Chicago para trabajar en el Proyecto Manhattan. Su mujer se unió al proyecto unos meses más tarde.

En 1944 volvieron a la Universidad de Michigan, donde él se incorporó al Laboratorio de Investigación Naval y ella como instructor del Departamento de Química. Jerome Karle estudió la estructura de monocapa de las películas de hidrocarburos sobre superficies metálicas y formuló una teoría que explicaba los patrones de difracción de los electrones de las monocapas orientadas. Posteriormente se trasladaron a trabajar de forma permanente al Laboratorio de Investigación Naval de Washington, al que se unió también Herbert Aaron Hauptman. Su trabajo condujo al desarrollo de los métodos directos para analizar las estructuras cristalinas.

Las primeras aplicaciones del procedimiento para la determinación estructural de cristales centrosimétricos tuvo lugar a mediados de los años 50. A finales de esa década lograron instalar un equipo experimental de rayos X y trataron de desarrollar un método que sirviera también para cristales no centrosimétricos. Lo lograron con el método que denominaron procedimiento de adición simbólica. Su primera aplicación fue publicada en 1963. A finales de los años 60 numerosos laboratorios mostraron interés en el potencial de los métodos directos en la determinación estructural.

En los años 70 continuó su trabajo teórico en el análisis de estructuras cristalinas que incluyeron la derivación de la fórmula tangente para la determinación de la fase. También participó en el refinamiento de estructuras macromoleculares y en la determinación de la distribución atómica de materiales amorfos. A finales de la década desarrolló una teoría algebraica que permitía incluir cualquier número y tipo de dispersión anómala para cualquier longitud de onda. Entre 1981 y 1984 fue presidente de la Unión Internacional de Cristalografía. A partir de 1985, se interesó por la resolución de ecuaciones simultáneas no lineales, la determinación de la densidad electrónica en cristales y nuevas aproximaciones a los problemas de determinación de la fase.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información