Émile Littré

(Maximilien-Émile Littré; París, 1801- id., 1881) Filósofo y lexicógrafo francés. Fundador junto con Grégoire Wyrouboff de la Revue de Philosophie Positive (1867), fue discípulo de Comte, de quien se separó por su concepción del positivismo como religión de la humanidad. De su labor como lexicógrafo sobresale su célebre Diccionario de la lengua francesa (1863-1873).


Émile Littré

De inteligencia multiforme, Émile Littré estudió al mismo tiempo lenguas clásicas y orientales y medicina. Partidario de los ideales democráticos, en julio de 1830 tomó parte en la revolución contra Carlos X; luego se entregó por completo a la traducción de las obras de Hipócrates (1839-61) y de la Historia natural de Plinio (1848-50).

En 1838 ingresó en la Académie des Inscriptions, que le encargó la continuación de la historia literaria de Francia llamada "de los benedictinos". Elegido miembro de la Asamblea Nacional en 1871, jamás tomó en ella la palabra; sin embargo, se ocupó activamente de los problemas políticos en la Revue de Philosophie Positive.

Como filósofo, Émile Littré se formó en la escuela de Auguste Comte, y después de éste, fue el representante más autorizado del positivismo, aun cuando el maestro le rechazara (1852) por su falta de adhesión a los últimos desarrollos místico-dogmáticos de su pensamiento.

La amplitud científica y el extremado rigor espiritual de Littré aparecen en sus numerosas obras filosóficas, que le valieron, sin embargo, acusaciones de ateísmo y materialismo por parte de sus adversarios y las ruidosas protestas del obispo de Orleáns con motivo de su ingreso en la Academia Francesa (1873); entre dichos textos cabe mencionar Análisis razonado del curso de filosofía positiva de Auguste Comte (1845), Aplicación de la filosofía positiva al gobierno de las sociedades (1849) y A. Comte y la filosofía positiva (1863).

Lingüista de primera categoría, Émile Littré trabajó durante unos treinta años en el famoso Diccionario de la lengua francesa (1863-1873), así como en una amplia Historia de la lengua francesa (1862). Un afán esencialmente filológico inspiró también su traducción del Infierno de Dante a la lengua de oíl (1879).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información