Alfonso López Pumarejo

(Honda, Tolima 1886 - Londres, 1959) Político y empresario colombiano que fue en dos ocasiones presidente de la república (1934-1938 y 1942-1945). Hijo del empresario y banquero Pedro A. López, Alfonso López Pumarejo estudió economía y finanzas en Londres y Nueva York.


Alfonso López Pumarejo

A su regreso asumió, en 1904, la administración de la Casa López, emprendiendo iniciativas y empresas de gran importancia. Inició con otros jóvenes el movimiento republicano alrededor del periódico El Liberal, desde donde comenzó su carrera política; colaboró también con El Republicano y el Diario Nacional. Miembro destacado del partido, resultó elegido diputado a la Asamblea del Tolima en 1915; fundó en 1918 el Banco Mercantil Americano; fue representante de la Cámara en 1925 y senador en 1930. En 1929 presidió la convención nacional de su partido. Finalmente, tras triunfar en las elecciones de 1934, sucedió en la presidencia a Enrique Olaya Herrera (1930-1934).

El primer mandato de Alfonso López Pumarejo (1934-1938), considerado por los analistas e historiadores como el más progresista de Colombia durante el siglo XX, arrojó como balance la transformación de la política agrícola e industrial del país, la reforma del régimen laboral, tributario y judicial y la mejora de la educación universitaria. El gabinete de López Pumarejo tomó como lema lo que él denominaba «la revolución en marcha», orientada hacia la modernización del país y a su ingreso en el ámbito de la economía capitalista. La reforma fiscal que impulsó incrementó sensiblemente los recursos del Estado: entre 1935 y 1938, el presupuesto nacional pasó de 61 a 92 millones de pesos. Por otra parte, se trabajó activamente en la consecución de nuevos mercados internacionales para el café.

Bajo su gobierno se concibió y creó la Ciudad Universitaria, integrando facultades e instituciones, con dotación de recursos financieros, establecimiento de libertades académicas y participación de profesores y estudiantes en el cogobierno, presencia de la mujer, apertura de nuevas carreras y estímulos a la investigación. Se fundó además la Escuela Normal Superior para la formación de maestros y se estableció la libertad de cultos y de conciencia.

En el ámbito agrícola y sindical, el ejecutivo impulsó la Ley 200 de 1936 o Ley de Tierras, fundamento de la reforma agraria, y estimuló la concertación y negociación entre trabajadores y patronos (en 1935 se creó la Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC). Promovió asimismo la legislación sobre los derechos referidos al patrimonio familiar inembargable, el descanso remunerado y la protección a la maternidad. También impulsó la reforma constitucional de 1936.

Cumplido el periodo de Eduardo Santos (1938-1942), Alfonso López Pumarejo fue elegido por segunda vez para la presidencia en 1942, en medio de una fuerte oposición por parte de los conservadores y de los patronos organizados en la Acción Patriótica Económica Nacional (APEN). En 1944 la crisis provocada por su política forzó su dimisión, pero el movimiento sindical que lo respaldaba le obligaría a reasumir el mando. Durante este segundo mandato (1942-1945) se ausentó dos veces de la presidencia. En julio de 1944 se produjo un movimiento militar en Pasto que intentó un fallido golpe de Estado, reflejo del descontento de las élites y la agudización de la crisis; finalmente renunció a la presidencia, que fue asumida por Alberto Lleras Camargo. En 1948 fue presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Murió en Londres, donde se hallaba destinado como embajador.