Ernst Lubitsch

(Berlín, 1892 - Hollywood, 1947) Director de cine estadounidense de origen alemán. Ernst Lubitsch se formó en la compañía de Max Reinhardt, con quien trabajó hasta 1918, y, después de tantear la interpretación fílmica, pasó a la realización en 1919. Era ya famoso por algún drama histórico (Madame du Barry, 1919) y por sus comedias (La muñeca, 1919; La princesa de las ostras, 1919), cuando en 1922 se instaló en Estados Unidos, donde siguió abundando en el género y en las operetas (El desfile del amor, 1929).


Ernst Lubitsch

En el medio cinematográfico se popularizó la expresión Lubitsch touch (el «toque Lubitsch») para designar un estilo inimitable en el que privan la insinuación y la sugerencia (por ejemplo, las célebres puertas entreabiertas de El abanico de lady Windermere, 1925, que ilustran mucho más que cualquier mostración directa de los conflictos internos de sus personajes), el sabio uso de la elipsis y el salto casi grácil de la comedia a la tragedia (como en la corrosiva sátira del nazismo Ser o no ser, 1942). Ciertamente, Ernst Lubitsch es considerado uno de los artífices de la sophisticated comedy americana, en la que los enredos y la comicidad son portadores de descripciones particularmente mordaces de una sociedad y sus códigos de valores.

De su extensa filmografía cabe destacar Ninotchka (1939) y la citada Ser o no ser (1942). La primera es una sátira de la Unión Soviética que trasciende la mera crítica política para adentrarse en el terreno de las relaciones humanas; narra la experiencia de una representante del Gobierno ruso (la Ninotchka del título, interpretada por Greta Garbo) que es enviada a París en misión política y acaba sucumbiendo a los atractivos del mundo capitalista y enamorándose de un diplomático americano. La complicidad de Greta Garbo al pasar de su habitual registro sobrio a niveles de auténtica hilaridad ayudó a cimentar la grandeza de este clásico de la comedia, cuya frase promocional, que rezaba "la Garbo ríe", se hizo célebre. Aunque no consiguió ningún Oscar, estuvo nominada en las categorías de mejor película, actriz (Greta Garbo) y guión original.


Ser o no ser (1942)

Poco después de concluir Ninotchka, Ernst Lubitsch empezó a preparar la sátira antinazi Ser o no ser (1942), contribuyendo a que la comedia se convirtiese en el género triunfante del cine estadounidense de esos años. En agosto de 1939, un grupo de teatro ensaya en Varsovia la obra satírica Gestapo, que ridiculiza a los nazis, pero la inesperada invasión de Polonia por los alemanes, detonante de la Segunda Guerra Mundial, les obliga a sustituirla por Hamlet. La compañía, que ha descubierto a un espía nazi, decide engañarlo para hacerse con la lista de miembros de la Resistencia que obra en su poder. Para ello volverán a la primera obra, convirtiendo el teatro en cuartel general y repartiéndose los distintos papeles para encarnar a cada mando con máximo rigor, para que el espía no descubra la trampa.

Ser o no ser fue una de las más sublimes comedias de Lubitsch, un hombre cuya aportación sería decisiva en la forja de este género. Aunque desde hace mucho tiempo es considerada unánimemente como una obra maestra, después de estrenarse levantó una gran polémica. En 1945 Lubitsch respondió a los constantes ataques dirigidos contra Ser o no ser con las siguientes palabras: "Esta película nunca tuvo entre sus objetivos burlarse de los polacos, era simplemente una sátira del mundo de los actores y, al mismo tiempo, del espíritu y la bajeza nazis. Aunque se tratase de una farsa, mostró al nazismo con mucha mayor autenticidad que la mayor parte de novelas, artículos y filmes sobre el mismo tema". El tiempo le ha dado la razón.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información