Ferdinand Marcos

(Ferdinand Emmanuel Edralin Marcos; Sarrat, Filipinas, 1917 - Honolulú, Hawai, 1989) Presidente y dictador filipino que se mantuvo en el poder desde 1965 hasta 1986. Ferdinand Marcos estudió derecho en la Universidad de Filipinas. Acusado en 1939 del asesinato de un oponente de su suegro, hecho acaecido seis años antes, apeló ante el Tribunal Supremo filipino y fue absuelto en 1940. Llegó a ejercer la abogacía en Manila, y durante la Segunda Guerra Mundial fue oficial del ejército de su país.


Ferdinand Marcos

Con posterioridad afirmó haber desempeñado un papel esencial en el movimiento de resistencia filipino, lo cual contribuyó en buena medida a su éxito político, aunque después de su fallecimiento se demostró que apenas había participado en las actividades contra los japoneses entre 1942 y 1945. En 1946 pasó a ser ayudante del primer presidente de la República independiente de Filipinas, Manuel Roxas. Fue miembro de la Casa de Representantes durante diez años y luego formó parte del Senado.

En 1965, habiendo alcanzado un gran prestigio en el Partido Liberal fundado por Roxas, Ferdinand Marcos consiguió ser nombrado candidato a la presidencia y se enfrentó al representante del partido nacionalista, Diosdado Macapagal. Elegido presidente, durante su primer mandato logró algunas mejoras en la agricultura, la industria y la educación. Anticomunista convencido, envió tropas a combatir en apoyo de Vietnam del Sur, y paulatinamente instauró un régimen totalitario, lo cual propició la aparición en el país de una guerrilla comunista y otra musulmana, contrarias a su política.

Reelegido presidente en 1969, a lo largo de su segundo mandato tuvo que hacer frente al recrudecimiento de la guerrilla urbana y a las revueltas estudiantiles. En 1972 impuso la ley marcial, gracias a lo cual pudo encarcelar sin mayor trámite a sus adversarios políticos, entre los cuales se encontraba Benigno Aquino. En 1973 promulgó una nueva Constitución en la que pasaba a ejercer tanto las funciones de jefe de Estado como las de primer ministro.

Nueve años después de proclamar la ley marcial, Marcos la suprimió y procedió a una reforma constitucional. Ese mismo año fue reelegido presidente por seis años más. Pero la oposición se fue endureciendo, sobre todo a raíz del asesinato en 1983 de su líder, Benigno Aquino. En 1986, la viuda de éste, Corazón Aquino, venció en las elecciones presidenciales a Marcos, quien pretendió seguir en el cargo pese a su derrota; las protestas populares e internacionales, sin embargo, lo obligaron a exiliarse a Hawai. Sus últimos años en el poder se caracterizaron por la corrupción, el estancamiento económico, las abismales desigualdades entre pobres y ricos y el arraigo de la guerrilla comunista en las zonas rurales.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información