César Milstein

(Bahía Blanca, Argentina, 1927 - Cambridge, Reino Unido, 2002) Bioquímico argentino. Se licenció en química en la Universidad de Buenos Aires en 1957 y, tras realizar su tesis doctoral en el departamento de química biológica de la Facultad de Medicina, bajo la supervisión de Andrés Stoppani, obtuvo una beca del Consejo Británico para continuar sus investigaciones en Cambridge.


César Milstein

En 1962 regresó al país y asumió la dirección de la división de biología molecular del Instituto Nacional de Microbiología Malbrán. Pero los cambios políticos motivaron la intervención del Instituto Malbrán y la remoción de su director y de los principales investigadores de su plantel. Milstein decidió entonces regresar a Cambridge, incorporándose al laboratorio de biología molecular del Medical Research Council como docente e investigador.

En 1984, Milstein compartió el premio Nobel de Fisiología y Medicina con el británico Niels K. Jerne y el alemán Georges Köhler por sus trabajos en el desarrollo de anticuerpos monoclonales como especies moleculares puras. Recibió además el premio Konex de 1993, otorgado por la Fundación Konex por su aportación a la ciencia y tecnología argentinas.

Milstein investigó la estructura de un anticuerpo y su correspondiente ARN mensajero, dando paso con estos estudios al descubrimiento de los anticuerpos monoclonales. Estos anticuerpos están producidos por células monoclonales y son químicamente puros. Milstein y Kölhler elaboraron un método para la diagnosis clínica y los ensayos en el que tales células son imprescindibles.

Este método se utiliza habitualmente en el Reino Unido para la determinación del grupo sanguíneo a la hora de realizar una transfusión. De esta forma un anticuerpo monoclonal contra el antígeno rhesus-D puede ser empleado en mujeres embarazadas Rh negativo cuando el feto es Rh positivo. El descubrimiento de los anticuerpos monoclonales fue un avance muy importante para la investigación biológica, para el diagnóstico clínico y, probablemente, para el tratamiento de muchas enfermedades, entre las que se encuentran algunos tipos de cáncer.

Los hallazgos de Milstein y su grupo de investigadores tuvieron el propósito inicial de resolver problemas de inmunología básica, pero inmediatamente encontraron otras aplicaciones. En pocos años servirían para preparar anticuerpos monoclonales contra una gran variedad de sustancias; se los utiliza además en el diagnóstico de enfermedades y en la tipificación de grupos sanguíneos y de antígenos de histocompatibilidad, así como en procesos de purificación de diversos productos de la industria farmacoquímica.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información