Enrique Morera

(Enric Morera i Viura; Barcelona, 1865 - 1942) Compositor español. Inició sus estudios musicales en Córdoba (Argentina), país al que había emigrado su familia cuando contaba dos años de edad. Tras seguir estudios de violín, trompeta y órgano, regresó en 1883 a Barcelona, donde continuó su formación pianística con Isaac Albéniz y Carles Vidiella, y estudió armonía con Felip Pedrell y violín con Ernesto Cioffi. Después de una nueva estancia de dos años en Argentina, en 1888 marchó a Bruselas para ampliar estudios con Gilson y Fièvez, y se dio a conocer al público apareciendo en un concierto junto al célebre violinista Eugène Ysaye.


Enric Morera

En 1893 se estableció en Barcelona como compositor y empezó a estrenar sus obras, entre ellas la Dansa dels gnoms y el poema sinfónico Introducció a l'Atlàntida, escrito para la Sociedad Catalana de Conciertos. Su vinculación con la revista L'Avenç le puso en contacto con la vanguardia intelectual y el modernismo artístico de Cataluña, musicalmente proclive a la corriente wagneriana; participó en las fiestas modernistas de Sitges (Barcelona) y puso música a diversas obras de literatos contemporáneos como Santiago Rusiñol (L'alegria que passa, 1898) y Àngel Guimerà (Jesús de Nazareth, 1894).

Considerado una de las figuras más eminentes del modernismo musical en Cataluña, Morera fundó en 1895 la sociedad coral Catalunya Nova y se mantuvo como su director hasta 1901, año en que fundó el Teatre Líric Català. También en Barcelona dirigiría posteriormente la Escuela Municipal de Música y ejercería la docencia como profesor de composición, contrapunto y armonía. No fue circunstancial su dedicación a la enseñanza, ya que, además de haber sido un pedagogo de referencia para generaciones de músicos catalanes (entre ellos Jaume Pahissa, Joan Baptista Lambert y Xavier Montsalvatge), fue un reputado teórico con obras como el Tratado práctico de armonía (1901).

Después de una estancia de dos años en Madrid, volvió a Barcelona e inició un periodo de trabajo en obras teatrales (entre ellas El comte Arnau, de Josep Carner, y La Santa Espina, de Guimerà) para los grandes espectáculos organizados en el Teatro Principal por el pintor Luis Graner. En 1906 estrenó en el Gran Teatro del Liceo la ópera Empòrium, que confirmó un buen oficio en este género; ya en 1897 había estrenado La fada. Le siguieron Bruniselda (1908), Titaina (1912), Tassarba (1916) y Don Joan de Serrallonga (1921).

Como compositor fue miembro de la escuela nacionalista y estuvo influido por el folklore catalán. La formación europea de Morera, con toda la carga de la influencia francesa y la ya mencionada de Richard Wagner, no restó en el músico ni un ápice de la aquilatada raigambre nacionalista demostrada en la mayoría de sus obras, sobre todo en un importante número de sardanas (L'Empordà, La Santa Espina, Les fulles seques y La sardana de les monges siempre están presentes en el repertorio de las coblas) y en una ingente producción de canciones populares catalanas orquestadas y armonizadas para coro. Entre sus trabajos de música vocal hay que destacar Les nostres cançons, Cançons de carrer y Sis cançons per a infants. También hizo dignas incursiones en la zarzuela.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información