Martina Navratilova

(Revnice, actual República Checa, 1956) Tenista estadounidense de origen checo. Criada por su madre y su padrastro (su padre se suicidó siendo ella muy pequeña), desde sus primeros años sobresalió en muchos deportes, como el hockey, el esquí y el fútbol, que solía practicar con los chicos de su barrio. Pero teniendo en cuenta que sus padres eran administrativos del departamento de tenis del Gobierno checo y que su abuela había pertenecido al equipo checo de tenis antes de la Segunda Guerra Mundial, es lógico que las magníficas habilidades deportivas de Martina se decantaran por este deporte.


Martina Navratilova

A los catorce años ganó su primer torneo nacional, y a los dieciséis era la mejor del ranking checoslovaco. Eso le permitió visitar otros países, y en 1975 pidió la nacionalidad estadounidense. Martina Navratilova juzgó necesario aclarar que su decisión no guardaba relación con motivaciones políticas, y que respondía más bien a intereses estrictamente deportivos; resultaba evidente que el país norteamericano le ofrecía mayores medios y posibilidades de prosperar deportivamente. Sin embargo, su decisión le trajo numerosos problemas: tuvo vetada la entrada a su país durante largos años, al tiempo que a su familia se le prohibía la salida, y hubo de esperar hasta 1981 para ser reconocida ciudadana estadounidense.

De 1974 a 1994 fue el terror de las pistas, tanto por su rapidez y su fuerza como por sus brillantes tácticas; nadie discute que Martina Navratilova fue la mejor tenista de los años ochenta, y, de hecho, de 1982 a 1987 fue la número uno en el ranking mundial femenino. Consiguió su primer torneo de Wimbledon en 1978, victoria que repetiría en 1979, y luego seis veces seguidas (1982-1987). En 1990, tras vencer en la final a Zina Garrison por 6-4 y 6-1, la tenista checoslovaca recibió su noveno trofeo de Wimbledon, récord absoluto del torneo. Obtuvo en dos ocasiones el campeonato de Roland Garros (1982 y 1984) y cuatro veces el de Flushing Meadows (1983, 1984, 1986 y 1987). En Australia se alzó con la victoria en tres ocasiones (1981, 1983 y 1985), y de igual modo logró una arrolladora serie de victorias en el Masters (1980, 1981, 1982, 1984, 1985 y ambas ediciones celebradas en 86).

Su excepcional carrera llevó a los EUA a conquistar la copa Federación en 1981, 1982, 1986, 1989 y 1990, dos años antes de que perdiera contra Jimmy Connors un encuentro que se conoció popularmente como el «desafío de los sexos». Su intención era no retirarse del tenis hasta los cuarenta años o más, pero la irrupción en las pistas de la alemana Steffi Graf y, en mayor medida, el escándalo que provocó la demanda judicial que interpuso contra ella, el 4 de junio de 1991, su compañera sentimental Judy Nelson al enterarse de la intención de Martina de separarse de ella, determinaron que adelantase su decisión.

Cuando contaba en su palmarés con el récord de victorias del Grand Slam femenino, con dieciocho y un total de 163 a lo largo de su carrera, se retiró de las pistas en 1994, tras ser derrotada por Arantxa Sánchez Vicario en la final del Roland Garros de ese mismo año. Más tarde volvería a la competición para disputar torneos en la categoría de dobles mixtos, modalidad en la que en enero de 2003 conquistó el Open de Australia, lo que la convirtió en la tenista de mayor edad que conseguía un torneo del Grand Slam.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información