Ryan O'Neal

(Patrick Ryan O´Neal; Los Ángeles, 1941) Actor estadounidense. Sus antecedentes familiares le vincularon con el mundo del cine. Su padre fue Charles O'Neal, guionista de cine, y su madre, Patricia Callagham, fue actriz.

Se inició muy joven como actor y pronto tuvo éxito como uno de los protagonistas de Peyton Place, serie de televisión, que llegó a obtener una gran audiencia en los Estados Unidos, con más de 500 episodios. Además contaría también con la correspondiente versión cinematográfica. Su actividad en la pequeña pantalla le llevó a que, como otros compañeros de generación, el cine le llamase para dar el salto.


Ryan O'Neal en Love Story (1970)

Su primera actuación fue en The rudgged Land (1962), de William Witney. Su primer éxito se produjo en 1968, cuando actuó en La perversa (1968), de Alex March. Dos años después fue el protagonista masculino de uno de los filmes más populares de la década: Love Story (1970), de Arthur Hiller, sobre una novela de Erich Segal adaptada por Walter Hill. La historia de la pareja de universitarios, él rico y ella pobre, que se enamoran y casan para que luego la mujer (interpretada por Alli McGraw) muera prematuramente de leucemia, reunía todos los ingredientes para triunfar en el ambiente de los setenta. O'Neal fue propuesto para el Oscar por su interpretación, aunque no llegó a ganarlo.

Convertido en un galán de moda, el actor comenzó una buena época, en la que durante unos años se convirtió en un artista popular. A principios de los setenta, con sus actuaciones en ¿Qué me pasa, doctor? (1971), de Peter Bogdanovich, y El ladrón que vino a cenar (1972), de Bud Yorkin, pretendió ampliar a la comedia su campo de actuación, marcado por el carácter melodramático de Love Story; ambos títulos gozaron de una aceptable acogida.


Barry Lyndon (1975)

Su gran momento llegó cuando Stanley Kubrick le dio el papel principal en Barry Lyndon (1975). Convertido en un director de un prestigio extraordinario, Kubrick adaptó al cine la novela inglesa La feria de las vanidades, de W. M. Thackeray, en donde Ryan destacó en el papel protagonista.

Sin embargo, el actor no continuó su carrera ascendente, dejándose notar en los papeles que asumió a partir de esta fecha. Cabe citar no obstante su intervención en la película Los hombres duros no bailan (1987), inspirada a partir de éxito literario que significó la novela de igual título que escribió Norman Mailer, el cual fue también el director del filme.

Su vida sentimental ha sido un tanto ajetreada. Ha estado casado tres veces con mujeres del ámbito del cine: Joanna Moore y Leigh Taylor Young fueron parejas del actor. Con Farra Fawcett mantuvo la unión más popular, dado que ella era bastante famosa por sus apariciones en series televisivas que marcaron una época en Estados Unidos y en Europa. Ryan es padre de Tatum O'Neal, que actuó con él en Luna de papel (1971) dirigida por Peter Bogdanovich.