Vladimir Prelog

(Sarajevo, 1906 - Zurich, 1998) Químico suizo de origen bosnio. En 1975 recibió el Premio Nobel de Química por su investigación de la estereoquímica de las moléculas orgánicas y las reacciones, galardón que compartió con John Cornforth.


Vladimir Prelog

Su familia se trasladó al principio de la Primera Guerra Mundial a Zagreb (1915). Entre 1924 y 1929 estudió química en el Instituto Tecnológico de Praga. El director de su tesis fue el profesor Emil Votocek, uno de los impulsores de la investigación química en lo que entonces era Checoslovaquia. Su mentor y amigo, sin embargo, fue Rudolf Lukes, quien acabaría sucediendo a Votocek en la cátedra de química orgánica.

La consecución del grado de doctor coincidió con el crac de 1929. Debido a la profunda crisis económica no pudo encontrar ningún puesto académico, y tuvo que aceptar un empleo en el laboratorio de G. J. Dríza en Praga, donde se producían reactivos químicos poco comunes a pequeña escala. Aunque pudo desarrollar cierta investigación, su deseo de trabajar en un ambiente académico le llevó a aceptar un puesto en la Universidad de Zagreb en 1935. Allí tuvo que desempeñar las tareas de un catedrático, pero con el salario de un ayudante. Con la ayuda de un par de compañeros y una pequeña fábrica farmacéutica logró resolver sus problemas más acuciantes y los de su laboratorio antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial.

Con la ocupación alemana de Zagreb comprendió la necesidad de marcharse antes de tener serios problemas. En ese momento recibió las invitaciones de Richard Kuhn (para dar algunas conferencias en Alemania) y de Leopold Ruzicka, a quien había solicitado ayuda. Estas invitaciones fueron utilizadas por Prelog para escapar de Zagreb con Kamila (con quien se había casado en 1933 y tendría un hijo en 1949) y refugiarse en Suiza.

A través de Ruzicka consiguió una generosa ayuda de la compañía Ciba y comenzó a trabajar en el laboratorio de química orgánica del Instituto Federal de Tecnología de Zürich. Su colaboración con Ruzicka duró muchos años y le ayudó a escalar en la jerarquía académica hasta llegar a ser catedrático en 1952, y suceder al propio Ruzicka como director del laboratorio en 1957. Vladimir Prelog se consideraba un mal director, por lo que trató de renunciar en varias ocasiones, hasta que en 1965 logró que el puesto fuera rotativo y se le excluyera como candidato. En 1959 obtuvo la nacionalidad suiza.

Uno de los aspectos que Prelog estudió fue la sorprendente reactividad de las moléculas orgánicas constituidas por anillos de tamaño medio (8-12 átomos de carbono). Al carecer de rigidez, varias partes de la molécula pueden entrar en contacto aunque secuencialmente se encuentren alejadas. Este tipo de anillos no son en absoluto raros en la naturaleza. También estudió las reacciones entre moléculas quirales, de gran importancia para entender los procesos biológicos, y las condiciones que gobiernan la quiralidad de los complejos moleculares. Experimentó con enzimas actuando como simples moléculas para obtener información sobre su estructura y su forma de actuar.

En 1956, junto a Robert Cahn y Christopher Ingold, dio a conocer un sistema racional de nomenclatura para especificar la configuración absoluta de las moléculas quirales, conocido como el sistema CIP (Cahn, Ingold y Prelog). Prelog llevó a cabo también una investigación muy extensa sobre algunos grupos especiales de productos naturales, como los alcaloides, y sobre algunos antibióticos procedentes de microorganismos, como las rifamicinas.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información