Elena Salgado

(Orense, 1949) Economista y política española. Tras desarrollar una amplia carrera profesional en distintos cargos de la administración del estado, en 2004 fue nombrada ministra de Sanidad y Consumo del gabinete socialista constituido por José Luis Rodríguez Zapatero. El 10 de abril de 2008, tras la reelección de Rodríguez Zapatero, asumió la cartera de Administraciones Públicas, y un año después, el 7 de abril de 2009, sustituyó a Pedro Solbes al frente del Ministerio de Economía y Hacienda.


Elena Salgado

Ingeniera industrial por la Escuela Técnica Superior de Madrid y licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense, Elena Salgado completó su formación académica con un máster sobre métodos cuantitativos de gestión. En la década de los años setenta dio sus primeros pasos profesionales en el departamento de economía y finanzas de la Escuela de Organización Industrial y, entre 1982 y 1984, fue directora del departamento de estudios del Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria.

En la primavera de 1984, y después de trabajar en la reorganización del Ministerio de Defensa, asumió la Subdirección General de Análisis y Coordinación de la Dirección General de Gastos de Personal del Ministerio de Economía y Hacienda. Un año después fue nombrada directora general del Departamento de Costes de Personal y Pensiones Públicas con el encargo específico de modificar el sistema retributivo del funcionariado español. En este periodo fue vocal de los consejos de administración de algunas empresas e instituciones de titularidad pública, como Renfe, Hunosa o la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

En 1991 el consejo de ministros acordó su nombramiento como secretaria general de comunicaciones del entonces Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente (MOPTMA). Durante su gestión se pusieron en marcha las bases del proceso de liberalización del sector de las telecomunicaciones en España. En esos años presidió los consejos de administración de Correos, Hispasat y Retevisión y fue representante del estado en el Consejo de Telefónica.

En enero de 1996, Elena Salgado fue nombrada presidenta del Patronato de la Fundación Teatro Lírico. Este órgano, cuya finalidad era gestionar el Teatro Real de Madrid, había sido creado por un acuerdo entre la administración central y la autonómica, representadas respectivamente entonces por la ministra de cultura Carmen Alborch y el presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Su permanencia en el cargo fue extraordinariamente breve: tras el triunfo de los populares en las elecciones legislativas de marzo, Salgado fue destituida por la nueva ministra de educación y cultura, Esperanza Aguirre.

Elena Salgado presentó un recurso contra el cese en los tribunales, pero su demanda fue rechazada y optó por buscar acomodo profesional en el sector privado. En esta nueva etapa desempeñó labores ejecutivas y de consultoría: primero como directora de Lenci Consulting; después, como consejera delegada en la firma Vallehermoso Telecom; y, finalmente, como presidenta de la filial española de la multinacional alemana Telegate y miembro del consejo de administración de Abertis Telecom.

En marzo de 2004, de nuevo con los socialistas en el poder, Salgado regresó a la vida pública para aceptar el encargo de José Luis Rodríguez Zapatero de ponerse al frente del Ministerio de Sanidad. Prometió el cargo el 18 de abril, convirtiéndose en la quinta mujer que ocupaba la cartera sanitaria en los gobiernos de España, tras sus predecesoras Federica Montseny, durante la II República, Ángeles Amador, en la etapa socialista, y Celia Villalobos y Ana Pastor, durante los gabinetes populares. Salgado era una de las figuras destacadas de un gabinete en el que, por primera vez en España, el número de ministras era superior al de ministros. De su etapa en la cartera de Sanidad destacó la promulgación e implantación de la ley antitabaco.

Tras la reelección en 2008 de Rodríguez Zapatero, Elena Salgado asumió la cartera de Administraciones Públicas. En la primavera de 2009, la renuncia de Pedro Solbes dio lugar a una remodelación del gobierno socialista; en un contexto de aguda crisis económica, Zapatero le confió precisamente el Ministerio de Economía y Hacienda que dejaba Pedro Solbes, cartera que asumió el 7 de abril de 2009. Autora de un buen número de estudios sobre estructura económica y retribución, Elena Salgado está en posesión de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Militar con distintivo blanco y de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil.