Juan Antonio Samaranch

(Barcelona, 1920 - 2010) Empresario y político español que presidió el Comité Olímpico Internacional (COI) entre 1980 y 2001. Nacido en el seno de una familia de la burguesía catalana, compaginó los estudios mercantiles con la práctica del boxeo, el fútbol y el hockey sobre patines (este último, en el equipo del Real Club Deportivo Español, entidad a la que siempre estuvo ligado por vínculos afectivos).


Juan Antonio Samaranch

Afiliado a Falange, fue procurador en Cortes durante el régimen franquista y ocupó los cargos de concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Barcelona (1955-1962) y delegado nacional de Deportes (1967). En 1973 fue nombrado presidente de la Diputación de Barcelona. Cuatro años después (1977), cuando ya era vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI), se convirtió en el primer embajador de la España democrática en la Unión Soviética, cargo que le brindó la oportunidad de establecer en Europa del Este los contactos políticos necesarios para acceder a la presidencia de la institución olímpica, alcanzada en 1980.

Entre sus logros más importantes al frente del COI se le debe el fin del boicot político a los Juegos Olímpicos, que deslució las convocatorias de Moscú (1980) y Los Ángeles (1984), así como el permiso de participación para los deportistas profesionales, novedad que mejoró el nivel de la competición. Entre 1987 y 1994 compaginó sus responsabilidades al frente del COI con la presidencia de la caja de ahorros La Caixa. En 1988 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias del Deporte; dos años después, el rey de España le concedió el título de marqués de Samaranch. Desde su magistratura internacional fue el gran valedor de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

En 1999 tuvo que hacer frente a una grave crisis originada en el seno del COI, debido a los escándalos de soborno a miembros de la junta directiva para decidir las sedes de los Juegos Olímpicos. El caso no mermó su prestigio internacional; al año siguiente (2000), recibió el Collar de la Orden de Isabel la Católica, máxima condecoración civil del Estado español. En julio de 2001 finalizó su mandato y cedió la presidencia del COI al belga Jacques Rogge, aunque permaneció ligado al organismo olímpico como presidente de honor vitalicio. Con posterioridad figuró en el comité asesor de la fallida candidatura olímpica de Madrid 2016.