Sancho IV el de Peñalén

(Sancho Garcés IV de Navarra o de Pamplona, llamado el de Peñalén; c. 1039 - Peñalén, Navarra, 1076) Rey de Pamplona (1054-1076), hijo y sucesor de García IV Sánchez III el de Nájera.

La política exterior del rey Sancho II de Castilla, deseoso de engrandecer su reino a expensas de los de Navarra y Aragón, fue la causa de la llamada guerra de los Tres Sanchos, conflicto que enfrentó al rey castellano con los monarcas Sancho IV de Navarra y Sancho Ramírez I de Aragón (1063-1094); los tres soberanos, primos entre sí, se llamaban como su abuelo, el rey Sancho III Garcés el Mayor de Navarra (1005-1035).

A principios de 1067, soldados de Sancho II entraron en el reino taifa de Zaragoza, vasallo de Castilla, lo cual motivó que Sancho IV de Navarra se uniera al rey aragonés, Sancho Ramírez I, para enfrentarse a las huestes castellanas. Sancho II de Castilla invadió ese mismo año el territorio navarro, tomando zonas más allá del río Ebro y penetrando en La Rioja; para ello contó con la ayuda de Rodrigo Díaz de Vivar, que ganó entonces su apodo de El Cid Campeador, al sostener un combate con un noble aragonés.

Aunque al principio las escaramuzas entre uno y otro bando parecían decantarse del lado del rey castellano, finalmente los ejércitos navarro-aragoneses se enfrentaron (en agosto de 1067) al de Sancho II en el Campo de la Verdad, o Valdegón, cerca de Viana, en la llamada batalla de Viana, de Valdegón o de los Tres Sanchos, tras la cual los castellanos tuvieron que retroceder de nuevo hasta el Ebro.

Ni la victoria ni la alianza sirvieron de mucho a los intereses del reino de Pamplona: nueve años después, en 1076, Sancho IV fue asesinado por sus hermanos, lo que originó la invasión de Navarra por Alfonso VI de Castilla y León, que ocupó La Rioja, y por Sancho Ramírez I de Aragón, que fue proclamado rey de Pamplona.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información