Mack Sennett

(Michael Sinnot; Richmond, 1884 - Hollywood, 1960) Director cinematográfico estadounidense. La fama de los estudios Keystone como el principal centro de producción de comedias del cine mudo se debió principalmente al liderazgo y a la personalidad contagiosamente divertida de Mack Sennett. Director, productor, actor y guionista, llevó al cine un sentido intuitivo del ritmo cómico, que había refinado en sus años de experiencia en el vodevil y en los meses que había pasado ante la cámara bajo la dirección de otros realizadores.


Mack Sennett

Nacido en el seno de una humilde familia de emigrantes, se trasladó de adolescente a los Estados Unidos con el fin de probar suerte como actor en el mundo del espectáculo. Las primeras oportunidades le llegaron de la mano de la prestigiosa actriz Marie Dressler, que supo reconocer en el joven intérprete unas innatas cualidades para el teatro burlesco. Sin embargo, hacia 1908 decidió probar suerte en el naciente cinematógrafo como forma de ganar algún dinero extra que le permitiese ir superando las continuas crisis de trabajo habituales en el teatro.

Contratado por Biograph, se convertiría en una especie de chico para todo capaz de interpretar papeles cómicos, farsas o tragedias, y al mismo tiempo ejercer como improvisado carpintero levantando decorados, ayudante de dirección o guionista. The Curtain Pole (1909) fue el título que lo dio a conocer como actor, en un papel de borracho que provoca múltiples caídas jocosas.

En 1910 tuvo la ocasión de sustituir al director Frank Powell al caer éste gravemente enfermo mientras realizaba A Lucky Toothache, trabajo dentro de una serie incesante de cortometrajes que se rodaban sin apenas preparación y a un ritmo cercano a los cinco por semana. La continuidad de este tipo de producciones le permitió adquirir un oficio que más tarde llevaría su máximo esplendor junto con su musa predilecta: la actriz Mabel Normand.

Observando que estas películas obtenían importantes cantidades de dinero en las taquillas, se decidió a montar su propio estudio de producción con la ayuda de los modestos editores Kessel y Baumann. Surgió así Keystone, que desarrolló un estilo único e irrepetible de películas cómicas próximas al absurdo, llenas de variopintos personajes y narradas con una considerable anarquía. A medida que el estudio fue creciendo acabó siendo necesario el rodaje de varios títulos al mismo tiempo, por lo que se contrataría a directores y actores hasta formar una vasta familia de artistas capaces de improvisar sobre la marcha y de ir saltando de un proyecto a otro sin apenas solución de continuidad.


Las Sennett Bathing Beauties
y los populares Keystone Cops

Su éxito alcanzó tales dimensiones que, en 1915, Mack Sennett se convertiría nada menos que en uno de los fundadores, junto a los míticos Thomas Ince y D. W. Griffith, de la compañía Triangle, que le permitió realizar películas un poco más largas, próximas al mediometraje, y con mayor grado de elaboración técnica. Pero cuatro años después de su fundación, las tensiones en la Triangle se hicieron evidentes y Sennett volvió a la libertad de su estudio.

De inmediato aparecieron las Sennett Bathing Beauties: un coro de bañistas que mediante el movimiento de sus brazos y piernas creaban figuras de gran impacto ornamental para los espectadores. En ese sentido, a Sennett cabe atribuirle también una enorme capacidad para suscitar el interés periodístico mediante unos trajes de baño poco recatados para la época y fórmulas publicitarias un tanto llamativas como la de rodar parodias de grandes éxitos precedentes de Hollywood.

Para rescatar del abismo de las drogas a su querida Mabel Normand, Mack Sennett produjo a comienzos de la década de los veinte los largometrajes Molly O (1921) y Suzanna (1922). El éxito acompañó igualmente dicha iniciativa, pero los tiempos estaban cambiando de forma inexorable y el cine sonoro vino a certificar la defunción de unas formas de hacer en las que Sennett se había siempre desenvuelto con singular destreza. En 1932 acabó cerrando definitivamente sus estudios.

La inabarcable filmografía de Mack Sennett (próxima según las fuentes de mayor solvencia a los mil títulos, aunque hasta la fecha no ha podido ser fijada en su totalidad) demuestra la frenética actividad de quien durante el periodo mudo fuera uno de los más grandes cómicos de la historia y sobre todo el mecenas de artistas fundamentales en el ámbito cinematográfico. Charlie Chaplin, Mabel Normand, Harold Lloyd, Roscoe 'Fatty' Arbuckle, Charlie Chase, Harry Langdon, Chester Conklin o Ben Turpin salieron de la factoría Sennett y de sus populares Keystone Cops, un apelotonado grupo de torpes policías que harían las auténticas delicias del público.