Assumpta Serna

(Assumpta Rodés Serna; Barcelona, 1957) Actriz española. Tras abandonar en el tercer curso la carrera de derecho, inició estudios de arte dramático en el Instituto del Teatro de Barcelona, que concluyó en 1976. Entró a trabajar como actriz en la compañía teatral catalana Dagoll Dagom, con la que consiguió grandes éxitos, de entre los que cabe destacar Antaviana (1978). También en 1978 protagonizó su primer éxito cinematográfico con el filme de Francesc Bellmunt L'orgia, comedia costumbrista de espíritu supuestamente inmoralista y trasgresor que puso a Serna en conflicto con su familia. Desde entonces dejó de utilizar su primer apellido para su nombre artístico y se instaló en Madrid.


Assumpta Serna

Siguió trabajando en producciones fílmicas menores (Salut y força al canut, también de Francesc Bellmunt, 1979) y en alguna obra teatral hasta que, en 1981, relanzó su carrera con Vecinos (Antonio Bermejo, 1981) y Dulces horas (Carlos Saura, 1981), interpretaciones que le valieron sus primeros galardones y el reconocimiento de la crítica. A partir entonces pudo introducirse en el ámbito cinematográfico internacional europeo y norteamericano, no sin antes actuar en algunas producciones nacionales notables, como Soldados de plomo (José Sacristán, 1983), Coto de caza (Jordi Grau, 1983), El jardín secreto (Carlos Suárez, 1984), Lola (Bigas Luna, 1985) y Extramuros (Manuel Picazo, 1985). Su cotización subió todavía varios enteros cuando Pedro Almodóvar la eligió como protagonista femenina de Matador (1985).

En la mayoría de estas películas sacó partido de su elegante e inquietante belleza, prototipo de mujer fatal posmoderna. Ya en los últimos años de la década de 1980 se estableció temporalmente en París, entró de lleno en el cine extranjero y participó en películas como La playa de los perros (José Fonseca y Costa, 1987), Orquídea salvaje (Zalman King, 1989) y Yo, la peor de todas (M. L. Bemberg, 1990), filme argentino en el que la actriz fue alabada por la crítica por la recreación de la figura de la poetisa mexicana sor Juana Inés de la Cruz; intervino asimismo en teleseries de éxito internacional, entre ellas la estadounidense Falcon Crest.

Durante la década de 1990 mantuvo su nivel interpretativo en los largometrajes El maestro de esgrima (Pedro Olea, 1992), basada en la exitosa novela de Arturo Pérez-Reverte, Desvío al paraíso (Gerardo Herrero, 1994) y Perché no? (Stéphane Giusti, 1999). Trabajó además en Havanera (Antoni Verdaguer, 1993), Nostradamus (R. Christian, 1993), Las cien y una noches (Agnés Varda, 1995), Desafío final (Ted Kotcheff, 1995) y Teresa, Teresa (Rafael Gordon, 2003). Miembro de la European Film Academy y de la American Academy of Motion Pictures, Assumpta Serna ha actuado en diversos jurados cinematográficos nacionales e internacionales, y es autora del libro El trabajo del actor de cine (1999).