Fritz Strassmann

(Boppaard, 1902 - Maguncia, 1980) Físico y químico alemán que descubrió la fisión del uranio, junto con Otto Hahn. Estudió en el Instituto Tecnológico de Hannover y fue profesor de química-física en dicha institución. Tras la Segunda Guerra Mundial fue director del Instituto de Química Inorgánica y Nuclear de Maguncia, y en 1953 entró a formar parte del cuerpo docente e investigador del prestigioso Instituto Max Planck, donde más tarde sería elegido director del departamento de química. Sus investigaciones le valieron en 1966 el Premio Enrico Fermi, compartido con Otto Hahn y Lise Meitner.


Fritz Strassmann

La fisión nuclear es el proceso de ruptura del núcleo de un átomo pesado en dos o más núcleos de menor tamaño. El descubrimiento de la reacción de fisión se produjo de forma casual en 1939. Strassmann y el también físico alemán Otto Hahn habían emprendido una serie de experimentos consistentes en bombardear diversos elementos con neutrones. Al bombardear cobre, por ejemplo, se producía una forma radiactiva del cobre, y lo mismo sucedía al bombardear otros elementos.

Con el uranio, sin embargo, los resultados obtenidos fueron completamente diferentes; de hecho, se apartaban tanto de lo esperado que Strassmann y Hahn fueron incapaces de ofrecer una explicación satisfactoria de ellos. En la mayoría de las reacciones nucleares, los átomos pasan de una forma estable a una forma radiactiva, o se transforman en átomos algo más pesados o algo más ligeros. Por ejemplo, el cobre (elemento número 29 en la tabla periódica de los elementos) puede pasar de una forma estable a una forma radiactiva, o transformarse en cinc (elemento número 30) o en níquel (elemento número 28). Estas reacciones eran ya bien conocidas por entonces en el campo de la investigación nuclear.

Lo que Strassmann y Hahn observaron, sin acertar a identificar, fue una transformación nuclear mucho más importante: la escisión de un átomo de uranio (elemento número 92), al ser bombardeado por un neutrón, en dos elementos de número atómico muy inferior, como son el criptón (elemento número 36) y el bario (elemento número 56). La reacción recibió el nombre de fisión en analogía con el proceso de fisión celular por el que una célula se divide en dos. El fenómeno sería explicado por la física alemana Lise Meitner y su sobrino Otto Frisch. Meitner había sido, durante largo tiempo, colaboradora de Hahn, hasta que fue obligada a abandonar Alemania a causa de la persecución antisemita.

La escisión de los núcleos de uranio en dos núcleos más pequeños iba acompañada de la emisión de grandes cantidades de energía. Muchos investigadores advirtieron inmediatamente las posibilidades que la reacción de fisión nuclear ponía a disposición del hombre, tanto en su reverso positivo como negativo; su descubrimiento fue el inicio de una carrera para la fabricación de bombas y de otros tipos de armamento, así como para la producción de energía en tiempo de paz.