Albert Szent-Györgyi

(Albert Szent-Györgyi de Nagyrápolt; Budapest, 1893 - Woods Hole, Massachussets, 1986) Bioquímico húngaro. Cursó estudios de medicina en Budapest y Cambridge y se doctoró con un trabajo sobre las vitaminas dirigido por Hopkins. Trabajó como profesor en las universidades de Presburgo, Praga, Berlín, Hamburgo, Leiden y Groninga; en 1947 se estableció en Estados Unidos, donde ejerció la docencia en el Laboratorio de Biología Marina de Woods Hole y dirigió el Instituto de Investigación Muscular. Szent-Györgyi logró aislar en 1928 un agente reductor orgánico, el ácido ascórbico (vitamina C), presente en las naranjas, limones y coles; y la actina, una proteína que se encuentra en los músculos y que junto con la miosina permite la contracción muscular. Descubrió también que los músculos al contraerse utilizan ATP como fuente de energía. Por el descubrimiento de la vitamina C y por sus trabajos sobre los procesos de combustión de los nutrientes en el interior de las células, recibió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1937.


Albert Szent-Györgyi

Las investigaciones de Albert Szent-Györgyi fueron precursoras de las del bioquímico británico de origen alemán Hans Adolf Krebs, que descubriría en 1937 el ciclo del ácido cítrico o ciclo de Krebs, proceso metabólico que se produce en la fase terminal de una serie de reacciones químicas por las que las moléculas de los alimentos se convierten finalmente en energía en las células de los seres vivos. En cada fase del proceso, una enzima específica sirve de catalizador; en presencia de oxígeno, las moléculas procedentes de los alimentos (azúcares, grasas y proteínas) se descomponen produciendo dióxido de carbono, agua y compuestos ricos en energía.

Albert Szent-Györgyi descubrió el ácido ascórbico, equivalente a la vitamina C, aislándolo a partir de glándulas suprarrenales y extractos vegetales, y estudió su función en las reacciones de oxidación de la glucosa. Descubrió asimismo la actina, una proteína que, junto con la miosina, causa las contracciones de los músculos. La fuente de energía de las contracciones es el adenosintrifosfato (ATP), sustancia que constituye la reserva energética de la célula. El científico húngaro se especializó posteriormente en la descomposición de los hidratos de carbono, lo que constituiría el punto de partida para el descubrimiento del ciclo de Krebs.

Autor de varias obras científicas, entre las que destacan Sobre oxidación, fermentación, vitaminas, salud y enfermedad (1939), Fisiología química de las contracciones en el cuerpo y en el músculo cardiaco (1953) e Introducción a la biología submolecular (1960), Szent-Györgyi escribió también El mono loco, un ensayo pesimista sobre género humano y las escasas posibilidades que tiene de sobrevivir.