James Tobin

(Champaign, 1918 - New Haven, 2002) Economista estadounidense. Galardonado con el Premio Nobel en 1981, James Tobin, hijo del periodista Louis Michael Tobin y de la asistente social Margaret Edgerton, se crió en una familia de clase media del medio oeste americano. Completó la educación primaria en Champaign y terminó la secundaria en Urbana, ambas ciudades situadas en el estado de Illinois.


James Tobin

Cuando alcanzó el nivel universitario, el país se encontraba en plena recesión económica, lo que influyó decisivamente en la formación que recibió en la Universidad de Harvard (Massachusetts), donde obtuvo su licenciatura en 1940. En esta institución amplió sus conocimientos y recibió clases de algunos de los mejores economistas de su época, como Schumpeter o Wassily Leontief.

Tras finalizar sus estudios al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, recibió una oferta laboral en la recién creada Oficina de Administración de Precios, Oferta Civil y Consejo de Producción Militar, que establecía los sistemas de cuotas para asegurar las materias primas de la industria militar. Permaneció en el puesto desde 1941 hasta abril del 1942, fecha en la que se incorporó al servicio de la Marina estadounidense como oficial de enlace en un destructor. Durante el conflicto intervino en campañas en el Atlántico y el Mediterráneo y se licenció en 1946.

Cuando pasó a la reserva, con el grado de teniente, fue reclamado por la Universidad de Harvard, que le contrató como docente, lo que le permitió finalizar su doctorado en 1947. Desde entonces y hasta 1950 perteneció al cuerpo de profesores de Harvard, y al inicio de la nueva década se trasladó a la Universidad de Yale como profesor asociado de economía. En 1955 ascendió al puesto de profesor titular en la misma universidad, plaza que compaginó con varios trabajos en la Comisión Cowles para la Investigación Económica (entre ellos el de director) hasta 1965.

Esta comisión, caracterizada por sus investigaciones de carácter cuantitativo, se había trasladado desde la Universidad de Chicago a la de Yale en 1955 y estaba considerada como uno de los tres centros de investigación de econometría más importantes del momento; un prestigio avalado por el trabajo de varios Premios Nobel en sus departamentos, como el propio Tobin o J. Kenneth Arrow.

En 1957, Tobin accedió a la cátedra Sterling de Economía de la Universidad de Yale, cargo en el que se mantuvo hasta su jubilación y que le permitió desarrollar su actividad como profesor visitante en otras organizaciones como el Instituto de Desarrollo Económico de Nairobi o el departamento de economía de la Universidad de California. De manera paralela a su tarea docente e investigadora, mantuvo contactos con otros foros económicos como el Consejo Presidencial del Consejero de Economía, al que perteneció durante la presidencia de Kennedy, entre 1961 y 1962.

Fruto de los estudios de este Consejo Presidencial fue el informe de 1962 en el que se plantearon las posibles políticas económicas de estabilización y crecimiento económico, que tuvieron una importante resonancia en el mundo académico y político. Otras organizaciones a las que asesoró o en las que desarrolló proyectos de análisis económicos fueron la Mesa de Gobernadores del Sistema Federal de Consejeros Académicos, entre 1955 1957; el Departamento del Tesoro estadounidense, entre 1962 y 1969; la Fundación Ford, entre 1962 y 1963; o la Oficina Nacional de Investigación Económica, de la que fue director entre 1981 y 1986.

James Tobin fue miembro de un gran número de organizaciones, como la Asociación Americana de Economía, de la que llegó a ser presidente en 1971; la Academia Nacional de Ciencias estadounidense, donde fue nombrado secretario; la Academia Americana de las Artes y las Ciencias; la Sociedad de Econometría, en la que llegó a la presidencia en 1958; la Academia Británica, de la que fue asociado externo; o la Academia de las Ciencias de Portugal, entre otras.

Asimismo, fue galardonado en gran número de ocasiones con distinciones como la medalla de Bronce John Bates Clark, en 1955; el premio Eckstein de la Asociación Económica del Este, en 1988; la Gran Banda de la Orden del Sacro Tesoro de Japón, en 1988; o la medalla de la Presidencia Italiana, en 1993. En cualquier caso, destaca por su envergadura el premio Nobel de Economía que le entregó en 1981 la Academia de Sueca de las Ciencias, por sus estudios en torno a la macroeconomía y la teoría monetaria, y en particular sobre las relaciones entre empleo, producción, precios y gasto.

Sus trabajos teóricos supieron aunar el análisis cuantitativo y el desarrollo de herramientas econométricas con el estudio de la economía positiva, lo que le enfrentó en varias ocasiones con los economistas más liberales y recelosos de la intervención del Estado en la economía de mercado. Defensor de cierto grado de intervencionismo estatal, se le podría situar en la corriente del institucionalismo estadounidense, lo que quedó patente en la llamada "tasa Tobin" (imposición de tasas sobre el movimiento internacional de capitales para financiar el sistema internacional de pagos, en su versión original).

Sobre esta tasa, propuesta por el profesor Tobin a principios de los años setenta, se ha discutido desde el destino de los ingresos impositivos hasta su gestión, si bien el propio James Tobin rechazó su aplicación práctica por requerir de la adhesión de todos los países donde se produce flujo de capitales internacionales y de todas las entidades de crédito mundiales.

Entre sus obras principales se encuentran The intellectual revolution in U.S. economic policy-making (1966); National economic policy: essays (1966), que cuenta con una traducción al castellano de Guillermo Cárdenas titulada Política Económica Nacional (1972); Essays in Economics (tres volúmenes, 1971-1982); The new economics one decade older (1974); Asset accumulation and economic activity: reflections on contemporary macroeconomic theory (1980), traducida al castellano por Antonio Mora como Acumulación de activos y actividad económica (1986); Policies for prosperity: essays in a Keynesian mode (1987); y Money, credit, and capital (1998) traducida al castellano como Dinero, Crédito y Capital.