Antonio Sebastián de Toledo

(Antonio Sebastián Álvarez de Toledo Molina y Salazar, segundo marqués de Mancera; Sevilla, 1608 - Madrid, 1715) Administrador y político español. Fue virrey de Nueva España (1664-1673) y posteriormente consejero de Estado. Se mostró partidario en un principio de la candidatura del archiduque Carlos para la sucesión española, pero en 1700 se decidió por Felipe de Anjou, quien inició su reinado como Felipe V de España; el nuevo monarca lo mantuvo como consejero de Estado (1706).


Antonio Sebastián de Toledo

Hijo de Pedro de Toledo y Leyva, siguió a su padre a América al ser nombrado virrey del Perú (1639-1648). Allí se desempeñó como teniente general en mar y tierra del virreinato, y recibió de su padre el encargo de reconstruir y fortificar la ciudad de Valdivia (1645), destruida dos años antes por los holandeses. Sus actividades en América le hicieron merecedor del puesto de mayordomo del rey y de otros diversos empleos en la diplomacia real, hasta que Felipe IV lo nombró de virrey de Nueva España (1664-1673).

Durante su mandato, Antonio Sebastián de Toledo se esforzó en erradicar el corso del Caribe, para lo que restauró una flota capaz de escoltar las galeras de la Carrera de Indias en su llegada y salida desde México, la conocida como Armada de Barlovento, cuya preparación inicial había corrido a cargo de su antecesor. En 1670 solicitó su relevo al frente del virreinato, que no le fue concedido hasta tres años más tarde, periodo que aprovechó para someter definitivamente a los indios tarahumaras.

A su regreso a España fue nombrado consejero de Estado y de Guerra por Carlos II. Antonio Sebastián de Toledo ejerció también como embajador en Venecia y en Alemania, y más tarde como teniente general y gobernador de Milán. Miembro de la Orden de Alcántara, gobernador de las caballerizas del rey y mayordomo mayor de la reina Mariana de Austria, en febrero de 1687 recibió el título de Grande de España, vinculado con carácter personal, que cinco años más tarde pasó a ser hereditario.

Aunque a la muerte del último de los Austria se situó entre los partidarios del archiduque Carlos (el futuro Carlos VI de Alemania), Antonio Sebastián de Toledo, acabó decantándose finalmente por el partido felipista, y en 1706 Felipe V le ratificó como consejero de Estado.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información