François Tombalbaye

(Bedaya, 1918 - N'Djamena, 1975) Político y estadista chadiano. Primer ministro del gobierno colonial francés del Chad desde 1959 a 1960 y primer presidente del Chad entre 1960 a 1975, fue el máximo impulsor de la independencia del país. En 1973 africanizó su nombre convirtiéndolo en N'Garta Tombalbaye.


François Tombalbaye

Nacido en el seno de una familia protestante del sur del Chad, fue educado en el Congo, en la ciudad de Brazzaville. Fue uno de los pocos chadianos que recibió una educación secundaria tras la Segunda Guerra Mundial. Tras finalizar sus estudios en 1947, ingresó como funcionario en la administración educativa colonial francesa. Desde su puesto de profesor contribuyó a fundar el Partido Progresista Chadiano (PPC), la rama chadiana de la Liga Democrática Africana, un partido político interterritorial que tenía ramas por toda el África Occidental Francesa. Durante esta época defendió posiciones claramente anticolonialistas.

En la década de 1950 se introdujo en la política local. En 1952 fue elegido para el legislativo regional. Paralelamente fue ascendiendo en el escalafón del liderazgo del PPC. Poco a poco su pensamiento político fue derivando hacia posiciones conservadoras. Fue el representante del Chad en 1957 en el Consejo General para el África Ecuatorial Francesa. En 1959, tras convertirse en el líder del PPC en sustitución de Gabriel Lisette, fue nombrado primer ministro del territorio chadiano, que por aquel entonces formaba parte del África Ecuatorial Francesa.

Desde su nueva posición luchó por conseguir la independencia del Chad. El 12 de julio de 1960 firmó junto al primer ministro de Francia, Michel Debré, el tratado de independencia. Cuando el país proclamó su independencia el 11 de agosto de 1960, fue nombrado presidente de la recién creada República del Chad. Formó un gobierno de coalición formado por cristianos y árabes, que en realidad llevaba trabajando en la sombra desde enero. Una semana después de haberse proclamado la independencia, y ante el poder que habían alcanzando los árabes, expulsó a dos de sus ministros de esa confesión del gobierno.

Posteriormente destituyó al viceprimer ministro Lisette, a quien expulsó del país acusándole de favorecer a los árabes. También expulsó al presidente de la Asamblea Nacional, a quien acusaba de haber participado en una conjura contra el presidente. A comienzos de 1962 estableció un régimen dictatorial de partido único, para lo cual unió el PPC con el Partido Nacional Africano y ordenó la disolución de todos los demás partidos. Bautizó a la nueva formación con el nombre de Unión para el Progreso de Chad.

En los primeros años de su gobierno se esforzó en eliminar a todos lo rivales políticos, a la mayoría de los cuales encarceló. Utilizó su gran habilidad política para que la oposición estuviese enfrentada y no se uniera para hacerle frente. En las elecciones a la Asamblea Nacional que se celebraron el 4 de marzo de 1962, su Unión para el Progreso obtuvo el 80% de los votos y todos los escaños. Ese mismo año hizo aprobar una nueva Constitución de tipo presidencialista. El 10 de marzo fue reelegido presidente por la Asamblea.

Tras ello prosiguió la persecución de sus rivales: el alcalde de Fort Lamy, Toura Gaba, fue acusado de tratar de asesinar al presidente y condenado a trabajos forzados; después vino la detención de las personalidades más destacadas del país, entre las que se encontraban Delsia Soussil, Mahamat Baroudy y Mahamat Goni. En 1963 se produjeron importantes tumultos en las localidades de N'Djamena y Am Timan, tras lo cual Tombalbaye declaró el estado de emergencia y disolvió la Asamblea Nacional. Dando un paso más en su lucha contra sus rivales, creó una Corte Criminal especial para delitos políticos. La situación del país se vio agravada por las tensiones entre la población del sur, en su mayor parte de religión cristiana, y la población del norte, mayoritariamente musulmana.

Tombalbaye promovió las cultura y las tradiciones africanas, mientras realizaba continuas promesas de grandes proyectos para modernizar el país que nunca se llevarían a cabo. Uno de sus mayores éxitos de este período fue conseguir la unión aduanera con la República Centroafricana, Gabón y Congo. Redujo el numero de funcionarios franceses en la administración central y en 1963 ya toda la administración estaba en manos de funcionarios chadianos. Esto perjudicó el funcionamiento de las instituciones, ya que los nuevos funcionarios estaban poco preparados para llevar a cabo su tarea.

Comenzaron a surgir varios movimientos guerrilleros que trataron de derrocar el gobierno y reducir la influencia francesa en la política y en la economía del país. Sin embargo, Tombalbaye consiguió acabar con todas las sublevaciones que promovieron estos grupos en el sur y el este del país. La oposición a su régimen derivó en 1965 en una rebelión abierta de la población árabe del norte. Destacó en dicha lucha el Frente Nacional de Liberación del Chad (FROLINAT).

La crisis se agravó posteriormente cuando tuvo conflictos fronterizos con Libia, país que, junto a otros países del norte de África, apoyaba a los rebeldes musulmanes. En 1966 se enfrenó con Sudán, al que exigía parte de sus territorio y acusaba de apoyar a la República Islámica del Chad, autoproclamada por los rebeldes del norte. Ante la gravedad de la situación, en marzo de 1967 asumió el mando directo de las fuerzas policiales. En enero de 1967 fue reelegido secretario general del PPC.

La corrupción en el seno de la administración provocó una serie de insurrecciones que le obligaron en 1968 a solicitar la ayuda militar francesa, especialmente para sofocar la rebelión de Aozou. Mil soldados franceses se establecieron junto a la frontera con Libia, donde se llevaron a cabo operaciones antiguerrilleras. Fue reelegido presidente para un período de 7 años en 1969 con el 93% de los votos, y con el pretexto de combatir a la guerrilla del FROLINAT endureció su dictadura, aunque admitió la necesidad de reformar la administración.

Su dependencia de Francia se hizo total. A pesar de alcanzar un acuerdo de alto el fuego con los rebeldes en 1971, los combates continuaron. El 30 de marzo de ese año, durante el Congreso del su partido, propuso iniciar una política de reconciliación nacional. Para ello ordenó la liberación de gran parte de los presos políticos, a tres de los cuales incluyó en su gobierno. En agosto de 1971 sobrevivió a un golpe de Estado, volviendo a sufrir un nuevo golpe al año siguiente del que nuevamente salió triunfante.

Su posición a finales de año era muy precaria, debido al avance de la oposición y a la fuerte crisis económica que sufría el país, que se vio agravada por una fuerte sequía. En 1972 rompió relaciones con Francia, a la que acusaba de estar detrás de los golpistas. En 1973 tuvo que enfrentar una situación delicada cuando ordenó el arresto del comandante Felix Malloum, jefe de las Fuerzas Armadas. Para contrarrestar la falta de apoyo francés buscó el acercamiento al dictador de Zaire, Mobutu. Se mantuvo en el cargo hasta el 13 de abril de 1975, cuando fue derrocado por un golpe militar encabezado por Noel Odingar. Tombalbaye murió durante la toma del palacio presidencial. Fue sustituido al frente del gobierno por el general Felix Malloum.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información