Juan de Valdés

(Cuenca, 1499-Nápoles, 1541) Humanista español. Hermano de Alfonso de Valdés, sirvió al duque de Escalona. Fue un entusiasta, aunque no al extremo de su hermano, de la doctrina de Erasmo, con quien llegó a establecer una relación de amistad. Posteriormente pasó a vivir en la corte. Su Diálogo de doctrina cristiana, nuevamente compuesto por un religioso (escrito anónimo, 1529) fue denunciado a la Inquisición. Estuvo en Roma, donde fue gentilhombre del papa Clemente VII (1531-1534), y en Nápoles, donde sirvió al virrey (1534). Allí comentó las Epístolas de san Pablo y trató problemas de actualidad religiosa en las sacre conversazioni, y expuso la doctrina del «beneficio de Cristo», que alcanzó gran difusión en Italia, donde fue recogida por Benedetto de Mantova, e influyó en España, especialmente en el beato Juan de Ávila y en fray Luis de Granada. Él mismo recogió sus exposiciones en Alfabeto cristiano (1546) y Ciento diez consideraciones divinas (1550), publicados en italiano. Su obra se completa con Diálogo de la lengua, Salterio traducido del hebreo, Comentario a los salmos, El Evangelio de san Mateo, traducido y aclarado y Trataditos.