Émile Verhaeren

(Sint-Amands, Amberes, 1855 - Ruán, 1916) Poeta belga en lengua francesa. Su obra poética ejerció una notable influencia en la poesía europea de comienzos del siglo XX.


Émile Verhaeren

Amigo de los artistas belgas Fernand Khnopff y James Ensor, Émile Verhaeren publicó importantes ensayos sobre arte en Journal des beaux-arts et de la littérature y L'art moderne. Después de dar a conocer sus primeros poemarios (Los flamencos, 1883; Los monjes, 1886), marcados por el influjo parnasiano, atravesó una crisis moral y religiosa que le condujo a escribir sus primeras obras notables: Las tardes (1887), Los desastres (1888), Las antorchas negras (1891).

Esta etapa, caracterizada por la búsqueda de una poesía visionaria, conduce a un tercer período, en el que emerge una síntesis entre el tema de la decadencia del mundo rural y el auge de las ciudades tras el triunfo de la revolución industrial: Los campos alucinados (1893), Las aldeas ilusorias (1895), Las ciudades tentaculares (1895), y su primer drama, Las albas (1898).

Su última etapa, que incluye obras de tono más íntimo dictadas por el amor conyugal (Las horas claras, 1896; Las horas de la tarde, 1905; Las horas vespertinas, 1911), se caracteriza por un optimismo nutrido de su fe en el progreso de la humanidad (Las fuerzas tumultuosas, 1902; El múltiple esplendor, 1906; Los ritmos soberanos, 1910) y su vinculación a la tierra natal (Todo Flandes, 1904-1911), que dará paso, al estallar la Primera Guerra Mundial, a la exaltación de la patria (Las alas rojas de la guerra, 1916). Entre sus obras teatrales destacan El claustro (1900) y Felipe II (1901). Verhaeren murió arrollado por un tren en la estación de Ruán.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información