António Vieira

(Lisboa, Portugal, 1608 - Bahía, Brasil, 1697) Escritor, orador y religioso portugués, uno de los principales representantes de la prosa clásica portuguesa. En 1614 marchó con sus padres a Brasil. En 1623, con quince años, ingresó en la Compañía de Jesús, y dos años después participó en la reconquista de la colonia a los neerlandeses (1625).


António Vieira

En 1635 fue ordenado sacerdote. Tras una intensa labor de apostolado, restablecida la independencia de Portugal, marchó en 1641, junto al almirante Mascarenhas, a atestiguar su fidelidad al nuevo rey Juan IV. António Vieira permaneció en Lisboa como predicador de la corte, y al cabo de poco tiempo llegó a ser el más influyente colaborador del soberano, quien atendió sus sugerencias respecto de la fundación de dos compañías comerciales destinadas a la intensificación de los intercambios con la India y el Brasil, y le confió importantes misiones diplomáticas en Holanda, Francia, Inglaterra y Roma

Defensor de los indios y antiesclavista, António Vieira chocó con la más viva oposición, y de regreso en la metrópoli tras una estancia de dos años en Brasil (1652-1654), exigió a Juan IV la libertad de los esclavos. Durante el reinado de su sucesor, Alfonso VI, fue confinado en Oporto y Coimbra, y finalmente procesado y encarcelado (1665-1667) por la Inquisición de Coimbra. Cuando en 1668 Alfonso VI fue depuesto por su hermano Pedro, Vieira recuperó parcialmente el favor de la corte.

Rehabilitado, ejerció como orador en Roma desde 1669 hasta 1675, donde fue admirado por su prodigiosa elocuencia, y se convirtió en personaje influyente ante el papa Clemente X y la reina Cristina de Suecia. En 1681 regresó a Brasil, donde preparó la edición de sus Sermones y mantuvo asidua correspondencia con sus amistades hasta su fallecimiento. Sus Cartas, publicadas póstumamente en 1735, son un impresionante documento de la época y de su personalidad. Pero su obra más notable son los Sermones, recogidos en quince volúmenes, en los que se recopila su oratoria sagrada, ejemplo característico del barroco portugués.