Antonio de Villegas

(Medina del Campo, c. 1522 - c. 1551) Escritor español. Junto con Gregorio Silvestre y otros discípulos de Castillejo, se opuso a las tendencias italianizantes de la poesía de su época. Es autor de obras en verso y en prosa, reunidas en una miscelánea, Inventario (1565). Se le atribuye la Historia del Abencerraje y de la hermosa Jarifa, escrita en 1551 y publicada en el Inventario (1565).

Apenas se conocen datos de la vida de este autor. Se cree que su obra miscelánea Inventario, publicada póstumamente en 1565 en Medina, probablemente no es suya por completo. Escrita en verso y prosa, en el Inventario figuran composiciones como Ausencia y soledad de amor, novela bucólica; Fantasía y comparaciones de amor, Definición de ellos, Historia de Píramo y Tisbe, etc.

El Inventario incluye asimismo la breve y graciosa narración morisca Historia del Abencerraje y de la hermosa Jarifa, que tiene por fondo la lucha entre cristianos y musulmanes. No es obra original de Antonio de Villegas, ya que encontró los elementos elaborados en la Crónica del ínclito Infante D. Fernando que ganó a Antequera, en la cual trata cómo se casaron a hurto el Abindarráez y la linda Jarifa.

El protagonista de la narración es Abindarráez, ilustre caballero moro de la noble familia de los Abencerrajes. Abindarráez es hecho prisionero por un caballero cristiano, el capitán Rodrigo de Narváez. Rodrigo observa que, en la prisión, Abindarráez tiene un comportamiento completamente opuesto al que había demostrado en la batalla: se pasa los días en silencio, suspirando y llorando. Interrogado, Abindarráez lamenta su triste suerte y le cuenta su historia: en el momento de ser capturado, se dirigía a Coín para encontrarse con su amada Jarifa y casarse con ella, a pesar de la oposición del padre de ésta.

Semejante historia no podía dejar de conmover al generoso vencedor, el cual concede al moro licencia para reunirse con su amada a condición de restituirse prisionero al final del tercer día. Abindarráez da su palabra de leal caballero, y después de celebrar en secreto las nupcias, regresa con Jarifa, que es ya su esposa. Narváez, gentileza por gentileza, le perdona y los deja en libertad, sin acepar ningún dinero en concepto de rescate.

Abindarráez es un ejemplo emblemático de la idealización del caballero árabe que se dio en la literatura española una vez finalizada la Reconquista. Al resolverse a favor de los cristianos la lucha secular con los invasores, el odio recíproco se había convertido entre los cristianos en admiración por el enemigo. La narración, referida con extrema sencillez y delicada emoción, se hizo pronto popular. Miguel de Cervantes la recordó en Don Quijote de la Mancha, Jorge de Montemayor la incluyó en el libro IV de su Diana y Lope de Vega recogió el tema para su comedia El remedio de la desdicha. Los numerosos romances sobre el tema demuestran también la popularidad de la historia.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información