Xi Jinping

(Pekín, 1953) Político chino, vicepresidente de la república desde marzo de 2008. Con el nombramiento de Xi Jinping, la Asamblea Nacional Popular de China (Parlamento), consumó en las estructuras del estado el relevo generacional que ya se había producido en la jerarquía comunista. Por razón de este cargo, Xi Jinping se ha convertido en el más probable sucesor de Hu Jintao en la jefatura del estado.

De etnia jan, Xi Jinping nació en el seno en una familia acomodada originaria de la provincia de Shaanxi. Su padre, Xi Zhongxun, fundador de la guerrilla comunista en el norte del país, colaboró estrechamente con Mao Tse-tung para establecer la legendaria base de Yenan e iniciar la Larga Marcha que les llevaría al poder en 1949. Considerado un héroe revolucionario, jefe de propaganda del Partido Comunista Chino (PCCh) y viceprimer ministro, Xi Zhongxun fue purgado tres veces por Mao, vituperado como contrarrevolucionario y encarcelado en 1968. Rehabilitado por Deng Xiaoping (1979), defendió al secretario general reformista Hu Yaobang y condenó la matanza de Tiananmen (4 de junio de 1989). Estos acontecimientos, sin duda traumáticos para la familia, pero que podrían perjudicar la carrera política del hijo, no aparecen en las biografías oficiales ni suscitan ningún comentario en la prensa.


Xi Jinping

En medio de las convulsiones de la Revolución Cultural, Xi Jinping fue enviado a trabajar en el campo, en la provincia de Shaanxi (1969), en el marco del vasto movimiento de reeducación de los jóvenes urbanos impuesto por los maoístas. Miembro de la Liga de la Juventud comunista desde 1971 y del PCCh desde 1974, llegó a ser el responsable de su equipo de producción en la comuna donde trabajaba, hasta que se le permitió regresar a Pekín en 1975, a los veintidós años, propuesto para una beca.

Estudió ingeniería química en la Universidad Tsinghua, de Pekín (1975-1979). Las autoridades universitarias, quizá para contribuir a su promoción política, aseguran que posteriormente siguió unos cursos de posgrado (1998-2002) para estudiar teoría marxista y educación ideológica en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, en la que obtuvo excelentes calificaciones. También recibió formación jurídica de alto nivel.

De 1979 a 1982, Xi Jinping cumplió su servicio militar en la Comisión Militar Central, órgano del PCCh para los asuntos castrenses, y fue secretario de Geng Biao, a la sazón ministro de Defensa. Funcionario del partido en la provincia de Hebei (1982-1985), en 1985 asumió su primer cargo en la organización comunista: vicealcalde de Xiamen, una ciudad portuaria en pleno desarrollo en la provincia de Fujian, frente al estrecho de Formosa, en la que fue miembro de la dirección comunista (1993-1998) y gobernador (1999-2000). Atrajo importantes inversiones de Taiwan y empezó a ganar popularidad por su estilo directo, su sencillez en el vestir y sus viajes en los autobuses públicos; era el inicio del cultivo de un estilo populista que sigue condicionando su carrera política.

Miembro suplente del Comité Central del PCCh, elegido en el XV Congreso (septiembre de 1997), alcanzó la titularidad cinco años más tarde en el XVI Congreso (octubre de 2002), en el que se produjo la jubilación de Jiang Zemin y la consagración en el poder del presidente Hu Jintao. Sus éxitos le valieron la promoción a secretario del PCCh y a gobernador (2003-2007) de la próspera provincia costera de Zhejiang (de casi 50 millones de habitantes y una de las más dinámicas del país), donde ganó fama de tener mano dura contra la corrupción.

Tras la destitución de Chen Liangyu (septiembre de 2006), debido a unos escándalos relacionados con los fondos de pensiones, Xi Jinping fue designado en marzo de 2007 jefe del partido en Shanghai, sede de la más importante organización regional. Al tomar posesión de su cargo en la alcaldía de la gran metrópoli costera se comprometió a ser “un buen aprendiz, un buen servidor público y un buen director de equipo”.

Su verdadera consagración se produjo en el XVII Congreso del PCCh (Pekín, octubre de 2007), cuando fue elegido al mismo tiempo miembro del Buró Político y de su Comité Permanente, máximo órgano de deliberación y decisión integrado por nueve miembros. También se incorporó al secretariado del Comité Central y fue nombrado director de la Escuela Central del partido, en la que se forman los dirigentes.

El XVII Congreso señaló la llegada a la cúspide del poder de los jóvenes de la llamada quinta generación, después de las de Mao Tse-tung, Deng Xiaoping, Jiang Zemin y Hu Jintao. La sorpresa del XVII Congreso fue el orden de prelación en la jerarquía. Xi Jinping, hasta ese momento un consumado burócrata, quedó situado en sexto lugar por delante del favorito Li Keqiang, protegido del presidente Hu Jintao. Los cinco que le preceden se jubilarán en 2012. Los analistas consideran que Xi Jinping debe su triunfo tanto al consenso como a la protección del ex presidente Jiang Zemin, que actúa como aglutinador de los llamados tecnócratas desarrollistas, en sorda pugna con el sector populista. También cuenta con el apoyo del jefe del gobierno, Wen Jiabao. Como jefe del partido en Shanghai no abordó los temas más espinosos durante los seis meses en el cargo, mero trampolín para más altas responsabilidades.

La catalogación de Xi Jinping como un promotor del mercado, heterodoxo en cuestiones ideológicas, pragmático, con amplia experiencia burocrática y cuidadosamente conservador, explica la admiración que suscita entre los mandos intermedios, propensos a la inercia, que osaron preferirlo al candidato oficial al fraguarse el consenso entre los delegados del cónclave (las votaciones son un simulacro). La aparente derrota del presidente Hu Jintao se debe a que el número uno de la dirección está cada vez más forzado a la negociación y al compromiso con los clanes que concurren en los órganos centrales del PCCh, cuyas filas están abiertas a los empresarios y a la plutocracia desde 2002.

Su acelerada carrera política quedó completada cuando la Asamblea Nacional Popular (Parlamento) lo eligió vicepresidente del Consejo de Estado (poder ejecutivo) de la república el 15 de marzo de 2008, con responsabilidades muy especiales en la preparación de los Juegos Olímpicos de Pekín. Un plan perfectamente orquestado para situarlo como sucesor en 2013 del presidente Hu Jintao, (quien, a su vez, fue reelegido para un segundo y último mandato de cinco años), si bien este pronóstico generalizado entre los observadores no tenía por qué cumplirse inexorablemente.

El cargo de vicepresidente de la república, junto a los deberes protocolarios, le ofreció la oportunidad de ganar alguna experiencia y notoriedad en la escena internacional. Fue el primer alto dignatario que acudió a la provincia de Sichuan, sacudida por un violento terremoto (mayo de 2008), y se entrevistó con numerosas personalidades de las que visitaron Pekín para los Juegos Olímpicos, en agosto de 2008.

El presidente estadounidense, George W. Bush, asistió a una cena oficial con el presidente Hu Jintao antes de la inauguración de los Juegos, pero inmediatamente después mantuvo a petición china una entrevista con Xi Jinping, sin duda para subrayar la creciente importancia de éste en el escalafón. También Xi Jinping fue el encargado de expresar la tristeza nacional por la retirada del atleta Liu Xiang, un icono en el país, quien no pudo competir por las medallas en la final de los 110 metros vallas al resentirse de una lesión. Entre las nuevas funciones de Xi Jinping se encuentra la de supervisar al máximo nivel los asuntos de Hong Kong y Macao, donde los demócratas no dejan de clamar por el respeto del sufragio universal.

Xi Jinping es un princeling, equivalente comunista de sangre azul, término con el que son identificados los hijos de los dirigentes que forman una especie de nobleza dinástica del PCCh. Está casado con la soprano y cantante de música popular Peng Liyuan, más famosa e influyente que su marido antes de que éste alcanzara la dirección del partido. Tienen una hija llamada Xi Mingze, más conocida como Xiao Muzi. Peng, con un máster en música popular, ostenta el rango de general de las fuerzas civiles del Ejército Popular y de embajadora de China ante la Unicef.