Xuanzong o Li Longji

Emperador chino de la dinastía Tang, nacido en el año 685 con el nombre de Li Longji (o Li Lungzhi) y fallecido en 762. Ascendió al trono imperial en 712, sucediendo en el mismo a su padre, el emperador Ruizong (684-690, 710-712), y abdicó en 756.

El largo reinado de Xuanzong está considerado el apogeo de la dinastía de los Tang, durante el cual el Imperio alcanzó su mayor esplendor político y cultural, si bien también marcó el comienzo de su decadencia debido a la gran insurrección iniciada por An Lushan (755).

La juventud de Li Longji transcurrió durante el nada apacible reinado de su abuela, la emperatriz Wu Zetian (625-705), quien se había hecho con el trono imponiendo un régimen de terror que extendió incluso a los miembros de la familia imperial -mando asesinar a la madre de Li y depuso a su padre-. Escandalizado por los desmanes en el Gobierno de Wu, el joven príncipe se unió a la facción cortesana favorable al retorno de los Tang, participando en un complot que impidió que otra emperatriz, Wei, usurpase el poder (710).

Sin embargo, dos años más tarde y ante el peligro de un nuevo golpe de estado por parte de la princesa Taiping, fue él mismo quien se anticipó a los acontecimientos, instó a su padre a abdicar y se proclamó emperador, poniendo así fin a un periodo de gran inestabilidad política.

El ascenso al trono de Xuanzong supuso para China un retorno a la línea de Gobierno seguida por los primeros emperadores Tang, en cuanto el nuevo soberano devolvió el protagonismo en las funciones del Gobierno y Administración del Imperio a los intelectuales reclutados mediante el sistema de examinación civil, lo que aseguraba su eficiencia en dichas tareas, y desterró de la Corte las prácticas corruptas y los excesos que habían dominado en los tiempos de la emperatriz.

Este regreso al "buen gobierno" se personificó en la figura del ministro Chang Chiuling (673-740), quien acometió varias importantes reformas como la reorganización del sistema de transportes a través de los canales (734), que mejoró el abastecimiento de grano a aquellas provincias más necesitadas, la simplificación del sistema monetario y una reducción de la carga fiscal, compensada con un control más estrecho del fraude por parte de los terratenientes, así como una reducción del gasto público que afectó principalmente a los gastos suntuarios de la Corte.

Asimismo, el emperador emprendió la tarea de reformar el Ejército, haciéndolo profesional (722), y de restaurar la paz en las fronteras continentales del Imperio, seriamente amenazadas por los turcos, kitanes y tibetanos. En 721 pudo concluir un tratado de paz con el primero de estos pueblos, e hizo lo propio con los kitanes de Manchuria; sin embargo, las relaciones con los tibetanos resultaron más dificultosas, de modo que durante todo el reinado de Xuanzong abundaron los conflictos sin que pudiera llegarse a una paz duradera.

Tanto o más que por la faceta política, Xuanzong destacó por su afición a las artes, siendo un entusiasta protector de pensadores, escritores, calígrafos, pintores o músicos, algunos de los cuales fueron amigos íntimos del emperador, como los poetas Li Bai (701-762) y Du Fu (710-770). La fundación de la Academia Imperial de las Letras fue otra de las iniciativas culturales del soberano, a cuyo amparo floreció el pensamiento confuciano, mientras que artes como la escultura en metal, la cerámica o la pintura al aire libre alcanzaron durante esta época el más alto nivel de calidad de toda la era Tang.

A partir de la década de 740 el Imperio de Xuanzong entró en una dinámica de deterioro que afectó al propio talante del soberano, cada vez más indiferente ante los asuntos de Gobierno. La historiografía tradicional achacó las culpas de este cambio a su concubina favorita, Yang Guifei (o Yang Kuei-fei), de quien al parecer Xuanzong estaba perdidamente enamorado y habría ejercido una influencia negativa sobre su ánimo.

Sin embargo, hay que señalar que otros factores de mayor peso contribuyeron a la decadencia del régimen. Así, en el año 736 fue nombrado un nuevo primer ministro, Li Linfu, quien al contrario que su predecesor en el cargo descuidó la economía, propició el ascenso político de la aristocracia militar y permitió el surgimiento de los grupos de poder, tanto en la Corte como en el ámbito provincial, fenómeno que posteriormente se reveló nefasto.

Al morir Li Linfu, fue sustituido por Yang Gouzhong (752), pariente de Yang Guifei y una figura aún más irresponsable que el caos político en las provincias; asimismo, la situación exterior también comenzó a deteriorarse, con sendas derrotas chinas frente a los árabes en el Río Talas (751) y al nuevo Estado de Nan Chao (Yunnan), en el sudoeste del Imperio. Mientras, el emperador asistía impasible a todos estos acontecimientos, interesado sólo por las ceremonias religiosas taoístas y los entretenimientos lúdicos celebrados en palacio.

Entretanto, la progresiva militarización de la estructura de las provincias para hacer frente a las invasiones dejó la responsabilidad de la defensa fronteriza en manos de generales con enormes contingentes de tropas a su mando, lo que finalmente se reveló aún más peligroso para la autoridad imperial que los propios enemigos exteriores: uno de estos jefes militares, An Lushan (693-757), aprovechó su fuerza militar para sublevarse (755), saquear Kaifeng y dirigirse contra las dos capitales del Imperio, Louyang y Chang`an.

Atemorizado por el irresistible avance del rebelde, Xuanzong escapó precipitadamente a Sichuan acompañado de Yang Guifei y gran parte de la corte, pero en el camino de huida la guardia imperial se sublevó, obligando al emperador a mandar la ejecución de la influyente concubina y sus seguidores (756). Poco después, abdicó en el príncipe heredero Li Yu, elevado al trono con el nombre de Suzong, quien permitió a Xuanzong regresar a Chang`an y vivir en palacio hasta su muerte con el título de "Emperador Retirado".

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información