Xun Zi o Hsun Tzu

Filósofo chino, nacido en el Reino de Zhao (actual provincia de Shanxi) hacia el año 300 a.C. (310 o 312 según otras fuentes) y fallecido en Lan-ling (Reino de Chu) hacia el año 230 a.C. Considerado uno de los principales representantes del pensamiento confuciano en el período clásico, Xun Zi elaboró una teoría sobre la naturaleza humana opuesta a los primeros confucianos, y expuesta en un amplio tratado denominado con su mismo nombre (el Hsun-tzu).


Xun Zi o Hsun Tzu

Pocos datos se conocen sobre la vida de este pensador, salvó que nació en el seno de una familia de la pequeña nobleza venida a menos y formó parte de la elitista clase shih que ocupaba los altos cargos de la administración en los distintos estados feudales chinos de la época de los Estados Combatientes (Chan-kuo).

Al parecer, Xun sirvió durante un tiempo al soberano de Qi, pero debió emigrar por alguna razón (quizá a causa de las críticas vertidas sobre su soberano, al que intentó persuadir de ejercer un gobierno moral) al Estado meridional de Chu, donde ocupó un cargo de magistrado en un pequeño distrito (año 255 a.C.). Su formación no sólo debió abarcar los clásicos, sino materias como tecnología, agricultura, economía y sociedad. Se retiró en el año 237, y según algunas fuentes, quizás pudo vivir lo bastante como para ver reunificada China bajo la dinastía Qin.

Su obra, integrada por treinta y dos ensayos escritos con un estilo riguroso y analítico a la par que claro, abarcó todas las principales cuestiones filosóficas que habían interesado a sus predecesores, en un intento de integración que le condujo a buscar explicaciones desde distintos puntos de vista: ético, metafísico, social, natural, dialéctico, histórico o psicológico.

Aunque su influencia sobre el pensamiento chino posterior fue incluso más fuerte que la de Mencio, la aparición de la corriente neoconfucianista entre los siglos X-XIII tendió a postergar su figura, de modo que durante siglos sus teorías fueron tachadas de interpretaciones erróneas del pensamiento de Confucio. Sus dos discípulos más destacados, Han Fei Tzu (m. 233 a.C.) y Li Ssu (280-208 a.C.), fueron los principales representantes de la escuela legista, que tanta influencia alcanzaría tras la reunificación del Imperio bajo la dinastía Qin.

Xun Zi expuso una visión sobre la naturaleza humana que esencialmente pone el acento en su "maldad innata": el hombre tiende, por nacimiento, a manifestar conductas egoístas, anárquicas, antisociales y por tanto, dañinas para sí y para el resto de sus semejantes. Esta situación de partida sólo se corrige gracias a la influencia beneficiosa que sobre el individuo ejerce la organización social, una creación del propio hombre que le permite alcanzar la virtud que por sí mismo no posee; aquí radica precisamente la principal divergencia con la escuela de Mencio, que creía en la naturaleza "bondadosa" del hombre, y por tanto en la posibilidad de buscar la virtud en su propio interior.

Para Xun, la auténtica sabiduría pasa por tanto por un "entrenamiento moral" que sólo se puede obtener mediante una estricta observancia de las normas rituales y otras convenciones sociales (reparto de la propiedad, jerarquías, ceremoniales) ante las que el individuo debe mostrarse disciplinado. La filosofía de Xun se caracterizó, en general, por un pragmatismo mayor que la de los otros dos grandes filósofos clásicos, Confucio y Mencio, ya que se acercó más a la realidad concreta de su tiempo y a cuestiones políticas por entonces candentes, como la forma de organización de los estados y la sociedad o el alcance de la legitimidad del poder real.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información