Johann Sebastian Bach

 
La familia Bach. En Mühlhausen formó su nido familiar: en octubre de 1707 se casó con su prima en tercer grado Maria Barbara, hija del músico Johann Michael Bach, a la que había conocido en Arnstadt. De ella tendría siete hijos, de los cuales fueron apreciados compositores los dos primeros: Wilhelm Friedemann (1710-84) y, singularmente, Carl Philipp Emmanuel (1714-88), quien contribuyó de manera notable al desarrollo de la sonata. En junio de 1708 se estableció en Weimar como organista y músico de cámara de la capilla palatina del duque regente Wilhelm Ernst; hasta 1717 desempeñó tales cargos, a los que en 1714 se añadió el de Konzertmeister, o sea violín solista de la orquesta y vicemaestro de capilla del conjunto orquestal de palacio. En 1717 dejó la corte de Weimar y se dirigió a la del príncipe Leopoldo de Anhalt-Köthen, donde recibió el cargo de Kapellmeister.

En 1720, al regresar de un viaje realizado a Karlsbad con el príncipe, halló muerta a su mujer; la pérdida provocó en Bach un dolor muy profundo, cuya sinceridad no debe ponerse en duda aun cuando sólo dos años después, inquieto por la suerte de los cuatro hijos que le quedaban de los siete habidos, se uniera en segundas nupcias con Anna Magdalena Wilcken. La nueva esposa, bien dotada musicalmente (sobre todo para el canto), le resultó no solamente inmejorable compañera, sino también colaboradora artística (conservamos de su mano la copia de varias composiciones del marido). De ella tendría trece hijos más, el último de los cuales, Johann Christian (1735-82), denominado el Bach milanés o londinense por razón de los lugares en los que desarrolló su principal actividad, compuso obras muy apreciadas en un estilo algo italianizante que no dejó de influir en Mozart, y disfrutó de una fama superior a la de su padre. En la imagen, estampa familiar de Bach con tres de sus hijos, posiblemente Gottfried Heinrich, habido en su segundo matrimonio con Anna Magdalena, y Carl Philipp Enmanuel y Wilhelm Friedemann, de su primer matrimonio con Maria Barbara.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información