Leonardo da Vinci

 
Como Platón. Como artista, Leonardo se prodigó poco, hasta el punto de que son fácilmente inventariables las obras suyas que se conservan. Se interesó igualmente por la arquitectura y la escultura, pero su faceta más conocida es la de pintor. Su pintura, basada en la atenta observación de la naturaleza, en la aplicación de las reglas de perspectiva y en la técnica del sfumato, llevó al arte renacentista a su perfección máxima y sirvió de modelo a los pintores de siglos posteriores. Entre sus admiradores se cuenta Rafael; su impresionante fresco La escuela de Atenas, fruto de la admiración renacentista por la filosofía clásica, tiene como figuras centrales a los grandes filósofos griegos Platón (a la izquierda) y Aristóteles (derecha). Pero el modelo para la figura de Platón no fue otro que... el propio Leonardo da Vinci.