Osama bin Laden

 
El derrumbamiento. Los aviones colisionaron contra las torres abriendo una profunda brecha en la estructura tubular, lo que desencadenó un intenso fuego y altísimas temperaturas. De hecho, la combustión del queroseno hizo insuficiente la protección contra incendios convencionales de los perfiles de acero. La explosión de los aparatos contra las torres, además, dañó la estructura del núcleo, por lo que se vinieron abajo los forjados inmediatos y con ellos todos los pisos superiores, que aplastaron en su caída el resto de ambos edificios, desatando una gigantesca nube de polvo que rodó por calles y avenidas. El impacto acabó, pocas horas después, con uno de los cuatro edificios anexos, que se agrupaban en torno a las torres formando una plaza.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información