Osama bin Laden

 
Cementerio de polvo. La catástrofe convirtió la ciudad en un espectáculo dantesco. Los atentados del 11 de septiembre provocaron en los Estados Unidos una auténtica parálisis en los servicios públicos: se cerraron los aeropuertos, los aviones permanecieron en tierra, la Bolsa de Wall Street dejó de funcionar hasta el 16 de septiembre y las cotizaciones cayeron el día de reapertura. Finalmente, el presidente Bush decide la movilización de los reservistas y explica a los norteamericanos que deben prepararse para la guerra.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información