Britney Spears

Crossroads: Hasta el final es el título de la única película que ha protagonizado hasta ahora Britney Spears. Estrenado el 15 de febrero del año 2002 en Estados Unidos, este film significó para la cantante una oportunidad para entrar en el mundo del cine de Hollywood. Se rodó con la intención de aprovechar la fama de Britney como icono musical juvenil y convertirla en una actriz de éxito pero, aunque sus numerosos fans la recibieron muy favorablemente, las críticas no fueron del todo generosas ni con la película ni con la interpretación de la cantante.

El argumento de Crossroads no está en absoluto relacionado con la vida de Britney Spears, siempre unida a su familia y sin problemas importantes. A lo largo de unos 90 minutos esta película explica la historia de Lucy, una joven norteamericana que reside en un pequeño pueblo de Alabama. Es el prototipo de la chica perfecta e inocente que vive feliz hasta que al graduarse decide hacer realidad su sueño: conocer a su madre, que la abandonó siendo un bebé. Ante la negativa de su padre a ayudarla a cumplir su deseo decide escapar con dos amigas de la infancia con las que hace años que no se habla, Kit y Mimi.


Britney Spears en Crossroads

Las tres chicas huyen en el coche de uno de sus amigos con objetivos bien diferentes: Lucy busca a su madre, Kit quiere presentarse a un cásting y Mimi va a ver a su prometido. Pretenden llegar a California pero para conseguirlo deben cruzar una buena parte de Estados Unidos. Durante su largo viaje les ocurrirán diversas aventuras que incluso a veces las pondrán en peligro. Al acabar esta historia y llegar a su destino Lucy se dará cuenta de cómo todo lo que ha pasado la ha cambiado y ha hecho evolucionar sus sentimientos, incluyendo su despertar al sexo.


Lucy (Britney Spears), Kit y Mimi

Crossroads se rodó con un presupuesto de unos 10 millones de dólares, una cantidad nada elevada para ser un producto de la gran industria de Hollywood. Afortunadamente para sus productores su recaudación en las taquillas de todo el mundo superó sin problemas esta cifra. El origen de este film se remonta a una idea de una guionista de Hollywood llamada Shonda Rimes, quien sugirió a la productora Ann Carli que Britney Spears podría tener tanto tirón en la pantalla grande como en su día lo tuvo otro cantante de éxito, Will Smith. El proyecto contó con el beneplácito de Jive Records, la discográfica de Spears que deseaba en aquellos momentos dar una nueva orientación a su carrera.


Dan Aykroyd interpreta a su padre

Para realizar esta película se escogió a Tamra Davis que ya había sido directora de films tan interesantes como Guncrazy, protagonizado por Drew Barrymore. Crossroads contó también con la participación de jóvenes actores como Zoe Saldana y Taryn Manning (interpretando a las dos amigas de la protagonista) y Anson Mount en el papel del chico con el que Lucy descubre nuevas maneras de vivir la vida y el sexo. Además, el conocido actor Dan Aykroyd apoyó el proyecto aceptando encarnar al padre de la protagonista. Como curiosidad hay que decir que la niña que interpreta el personaje de Britney Spears de pequeña es en realidad su hermana Jaime Lynn, con quien guarda un gran parecido físico.

Los productores de Crossroads: Hasta el final tuvieron muy en cuenta el gran éxito conseguido por Britney Spears en el panorama musical internacional y decidieron introducir diversas canciones para no decepcionar a los fans que acudieran a ver el film. Así, en la película sonaron algunos de los temas de la cantante, como el conocido I’m not a girl, not yet a woman o la versión actualizada de I love Rock’n’Roll (todos ellos de su tercer disco, Britney) y también se introdujeron algunas piezas de Madonna, como un homenaje a la reina mundial del pop.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información