Alfredo Baldomir

(Paysandú, 1884 - Montevideo, 1948) Político uruguayo que fue presidente de la República (1938-1943). En 1942, para facilitar la acción del gobierno, impulsó la reforma de la Constitución de 1934, que fue aprobada en un plebiscito. Apoyó a las potencias aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.


Alfredo Baldomir

Pese a proceder de una familia humilde, Alfredo Baldomir llegó a concluir estudios de arquitectura y siguió a la vez la carrera militar, en la que alcanzaría el grado de general. Tras apoyar decisivamente el golpe de Estado de 1933, el nuevo presidente, Gabriel Terra (1933-1938), lo nombró segundo vicepresidente en 1934 y ministro de Defensa en 1935.

Vencedor en los comicios de 1938, el mandato de Alfredo Baldomir puede dividirse en dos momentos: en el primero, desde las elecciones de marzo de 1938 hasta febrero de 1942, ejerció como presidente constitucional; en el segundo, desde el 21 de febrero de 1942, fecha en la que dio un golpe de Estado, hasta el 15 de febrero de 1943, gobernó como presidente de facto.

En 1939 el gobierno de Baldomir había declarado su neutralidad en la Segunda Guerra Mundial. En diciembre de ese año, sin embargo, tuvo lugar frente a las costas uruguayas el combate naval conocido como la Batalla del Río de la Plata, en la que, con el apoyo del gobierno uruguayo, la presión de tres cruceros británicos acabó forzando el hundimiento del buque alemán Graff Spee. De este modo, la neutralidad inicial fue sustituida por una alineación a favor de los aliados y la defensa del panamericanismo, lo que acercó al gobierno a sectores opositores como el batllismo neto, los nacionalistas independientes y varios movimientos sociales. También el Partido Comunista dio muestras de aprobar la acción del nuevo presidente.

Uno de los reclamos más importantes esgrimidos por Alfredo Baldomir en la transición a la democracia fue la reforma de la Constitución en aspectos ligados al régimen terrista. En febrero de 1942, el presidente Baldomir disolvió las cámaras y nombró un Consejo de Estado para preparar el texto de una reforma constitucional. La causa de este golpe de Estado fue el pedido de renuncia realizado por Baldomir a tres ministros herreristas, violando un acuerdo previsto en consonancia con la Constitución de 1934. En contrapartida, terristas y herreristas bloquearon en las cámaras el proyecto de reforma de la Constitución enviado por el Ejecutivo.

Después del golpe no se produjeron detenciones, ni represión policial, ni censura, ni violaciones de los derechos humanos, motivo por el que algunos historiadores lo han calificado como «golpe bueno». En las elecciones de noviembre de 1942 fue plebiscitada y aprobada la nueva Constitución, en la que se eliminaban las cuotas partidarias para el Consejo de Ministros y la Cámara de Senadores. Los partidos tradicionales presentaron varias candidaturas. Resultó triunfadora una de las fórmulas coloradas, respaldada por los adeptos de Baldomir y los batllistas netos: la de los «neutrales» Juan José Amézaga y Alberto Guani. Durante el gobierno de Amézaga (1943-1947) se completó el restablecimiento de la democracia y se intentaron subsanar algunas injusticias del período terrista.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información