Marqués de Bedmar

(Alfonso de la Cueva, marqués de Bedmar, Granada, 1572-Oviedo, 1655) Diplomático español. Embajador español en Venecia y Flandes durante el reinado de Felipe III. Desde Venecia colaboró con el duque de Osuna (virrey de Sicilia y de Nápoles) y el marqués de Villafranca (gobernador de Milán) y trabajó por defender el predominio español en la península Italiana. Involucrado en 1618 en el famoso complot contra Venecia, tuvo que huir disfrazado a Milán. Fue nombrado entonces embajador en Flandes, donde actuó como virrey. En 1622 fue nombrado cardenal. Obligado a dejar Flandes a causa de la hostilidad de los flamencos, se trasladó a Roma, donde trabajó también para la corona española. Cuando regresó a España fue nombrado sucesivamente obispo de Málaga y de Oviedo.