Serguéi Bondarchuk

(Serguéi o Sergéi Fiódorovich Bondarchuk o Bondartchouk; Beloserska, 1920 - Moscú, 2004) Director de cine y actor sovietico de origén ucraniano. Tras combatir en la Segunda Guerra Mundial con el ejército soviético, comenzó a trabajar en el teatro y posteriomente en el cine, donde debutó de la mano de Alexander Dovjenko y Mikhail Romm. La más conocida de las películas en las que participó como actor fue Fugitivos en la noche, de Roberto Rossellini (1960).


Sergéi Bondarchuk

Entre sus primeras películas destacan notablemente las superproducciones Guerra y Paz (1966) y Waterloo (1970), frescos históricos que Sergéi Bondarchuk dirigió con desigual acierto. La primera está considerada como una de las mejores adaptaciones cinematográficas de la obra de Tolstoi. El dominio de los impresionantes medios de producción puestos a su disposición por el gobierno soviético le llevaron a dirigir una colosal historia sobre la mayor de las derrotas de Napoleón, Waterloo (1970), que consiguió acabar tras un complicado rodaje de casi tres años en el que dilapidó buena parte de su prestigio.

En 1982 realizó el documental Campanas rojas para conmemorar el 65º aniversario de la revolución rusa; se trata de una biografía cinematográfica del periodista John Reed, interpretada por Franco Nero y Ursula Andress, como respuesta soviética a la americana Reds (1981), dirigida por Warren Beatty. Afectado por una enfermedad de la sangre que arrastró durante largo tiempo, falleció en Moscú a los 74 años de edad.