Sean Connery

(Edimburgo, 1930) Actor de cine británico que, tras cobrar gran popularidad gracias sus encarnaciones del agente secreto James Bond, demostró luego sus excelentes capacidades interpretativas en otros géneros a lo largo de una dilatada trayectoria. Después de servir durante tres años en la marina, desempeñó variados oficios y a los veinte años acudió al concurso de Mister Universo en representación de Escocia. En 1951 interpretó su primer papel, bastante menor, en el teatro; después de adquirir cierta experiencia, en 1954 empezó a interpretar pequeños papeles en el cine y otros más importantes en televisión, como el de boxeador de la serie Requiem for a heavyweight.


Sean Connery

En el cine intervino en películas como La frontera del terror (1957), de Terence Young; Brumas de inquietud (1958), de Lewis Allen, en la que tuvo su primer papel protagonista; o La gran aventura de Tarzán (1958), de John Guillermin. Su carrera no parecía tener un rumbo muy definido cuando, en 1962, fue seleccionado para encarnar a James Bond, el agente secreto de las novelas de Ian Fleming. Connery saltó a la fama con Agente 007 contra el doctor No (Terence Young, 1962), filme inaugural que contenía ya todos los ingredientes de la serie. El agente secreto británico es enviado a Jamaica para investigar la muerte de algunos de sus compañeros y localizar una estación de radar que está boicoteando el programa espacial estadounidense. En seguida sospecha que algo extraño ocurre en Crab Key, una isla en la que habita el enigmático doctor No. Una vez allí, se encuentra con una bella joven llamada Honey (Ursula Andress, la primera "chica Bond"); tras trepidantes escenas de acción e ingenio, Bond logra, como siempre, desbaratar los planes del siniestro doctor.

Inicio de la serie de mayor longevidad de la historia del cine, el éxito que el primer filme de este personaje tuvo en su estreno en Londres superó cualquier expectativa y creó un mito: el de un héroe frío y calculador, seductor sin escrúpulos y con licencia para matar, cuyo comportamiento, en el fondo, se acercaba más al del villano que al del héroe, y, a pesar de ello, con la virtud de seguir pareciendo esto último. Plenamente identificado con el papel, Sean Connery lo repitió en varias producciones igualmente exitosas: Desde Rusia con amor (1963) y Operación trueno (1965), también con el director Terence Young; James Bond contra Goldfinger (1964) y Diamantes para la eternidad (1971), con Guy Hamilton; y Sólo se vive dos veces (1967), con Lewis Gilbert.


Sean Connery en Agente 007 contra el doctor No (1962)
y en El nombre de la rosa (1986)

Mientas el personaje de James Bond lo catapultaba a las más altas cotas de popularidad, su encanto personal, su talento interpretativo y su presencia viril convirtieron pronto a Sean Connery en una superestrella. En los años siguientes intentó, con éxito, librarse de la imagen de "espía guapo", ofreciendo una amplia gama de retratos cinematográficos. Aunque interpretaría otra vez a Bond en 1983 (Nunca digas nunca jamás, dirigida por Irvin Kershner), aprovechó los años intermedios para establecerse sólidamente como uno de los actores protagonistas más polivalentes y apreciados del cine. Entre los muchos títulos destacables de esos años pueden citarse Marnie, la ladrona (1964), de Alfred Hitchcock; La colina (1965), de Sidney Lumet; Un loco maravilloso (1966), de Irvin Kershner; y El hombre que pudo reinar (1975), de John Huston.

Ganó el premio de la Academia Británica al mejor actor por El nombre de la rosa (1986), adaptación de la célebre novela de Umberto Eco que llevó al cine el francés Jean-Jacques Annaud, y el Oscar al mejor actor secundario por Los intocables de Elliot Ness (1987), de Brian de Palma. En su madurez ha tendido a asumir papeles de mentor de un joven héroe, como el que interpretó en Indiana Jones y la última cruzada (1989), de Steven Spielberg, o, más recientemente, en Sol naciente (1993) y La roca (1996), lo cual no significa que no continúe siendo un convincente galán romántico, como demostró en la fantasía artúrica El primer caballero (1995).

Otras películas destacadas de los años 90 fueron La caza del Octubre Rojo (1990), La casa Rusia (1990), Los últimos días del Edén (1992) y Los vengadores (1998). Entre sus últimas colaboraciones fílmicas cabe citar su transformación en el ladrón de guante blanco de La trampa (1999), de Jon Amiel; el extraño solitario del largometraje de Gus van Sant Descubriendo a Forrester (2001), y el "superhéroe" Alan Quatermain de La Liga de los Hombres Extraordinarios (2003), de Stephen Norrington.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información