Terence Young

(Shanghai, 1915 - Cannes, Francia, 1994) Director de cine británico. Hijo de un comisario británico del sector internacional de Shanghai, Terence Young estudió en Cambridge, en donde destacó en rugby, tenis y cricket. Durante esa época comenzó a escribir algunas críticas de cine para el periódico de la Universidad y realizó trabajos durante el verano en los antiguos estudios BIP.


Terence Young

Como guionista se especializó en comedias, pero su trabajo se vio interrumpido por la Segunda Guerra Mundial. Sirvió en la famosa división blindada y fue herido en dos ocasiones. Durante el periodo bélico realizó el documental Men of Arnheim (1944), y cuando la guerra finalizó retomó su actividad como guionista, trabajando a las órdenes de Jacques Feyder, Joseph von Sternberg y King Vidor.

En 1948 dirigió sus dos primeras películas: One Night With You, un musical basado en la obra de teatro de Carlo Ludovico Bragaglia, y un proyecto más arriesgado, Corridor of Mirrors (1948), que mezclaba el terror psicológico con la influencia de Jean Cocteau y con referencias a Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll o a Romeo y Julieta de Shakespeare.

Durante la década de los cincuenta dirigió títulos destacables como Valley of Eagles (1951), y otros en los que hacía varias referencias a la Segunda Guerra Mundial, como en They Were Not Divided (1950) o Sesenta segundos de vida (1953), en donde Alan Ladd, a quien le aterraba volar, interpretaba a un avezado piloto.

El éxito le llegó sin embargo en 1962, cuando tuvo la oportunidad de dirigir la primera película de James Bond, basada en las novelas de Ian Fleming. Con Agente 007 contra el Dr. No, Sean Connery y Ursula Andress abrieron una saga de películas de acción y espionaje (celebradas inmediatamente por la audiencia) que estaba destinada a prolongarse hasta nuestros días. El éxito fue tal que al año siguiente Young dirigió Desde Rusia con amor (1963), esta vez con Daniela Bianchi (Miss Universo 1960) como chica Bond. La película ganó el premio BAFTA de la Academia Inglesa a la mejor fotografía, y la canción que le daba título fue nominada a los Globos de Oro.


Agente 007 contra el Dr. No (1962)

Para muchos de los seguidores que profesan un verdadero culto a los títulos de James Bond, Desde Rusia con amor es uno de los mejores. Su presupuesto fue de dos millones de dólares, justo el doble de lo que había costado Agente 007 contra el Dr. No, y marcaría el final de un actor (Pedro Armendáriz estaba aquejado de una enfermedad terminal y se suicidó apenas completar el rodaje) y el comienzo de la fama de otro unido a su personaje: Desmond Llewelyn, que ya había trabajado con Young en They Were Not Divided, encarnaría a "Q" hasta el final de sus días.

En 1965, el director se hizo cargo de la cuarta entrega oficial de la saga Bond, Operación trueno, que ganó el Oscar a los mejores efectos especiales. Para entonces, los derechos de la novela eran propiedad del también escritor Kevin McClory, y su deseo era que Richard Burton interpretara a James Bond. Pero no obtuvo financiación hasta que Albert Broccoli, productor habitual de Young, se ofreció a producirla con la condición de que Connery la protagonizara.

Alejada de la saga, pero también basada en una historia de Ian Fleming, Las flores del diablo (1966) significó un tropiezo en la carrera de Young. Con Senta Berger y Stephen Boyd como protagonistas, había sido concebida originariamente como un proyecto anti-drogas de las Naciones Unidas para la televisión. El cineasta se recuperó al año siguiente dirigiendo a Audrey Hepburn en la adaptación de una obra de Frederick Knott, Sola en la oscuridad (1967), por la que la actriz y también productora fue nominada al Oscar y a los Globos de Oro.

Después de una serie de adaptaciones, en 1974 conoció otro de sus grandes éxitos, El hombre del clan, adaptación del texto de William Bradford Huie. Protagonizada por Lee Marvin y Richard Burton, la película contó con un presupuesto de cinco millones de dólares, con lo que se convertía en el filme más caro producido por un afroamericano (William Alexander) hasta la fecha.

Los últimos títulos de Young, en la década de los ochenta, no alcanzaron los niveles de éxito comercial ni de calidad de sus películas anteriores, ni siquiera con obras tan prometedoras como El hombre rompecabezas (1984), con Michael Caine y Laurence Olivier en el reparto. Durante varios años se apartó del cine, aunque no le faltaran ganas de seguir rodando. En 1994 trabajaba en un gran proyecto europeo, Out, cuando falleció de una crisis cardíaca en un hospital de Cannes.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información