Kevin Costner

(Lynwood, California, 1955) Actor y director de cine estadounidense. Importante estrella de Hollywood desde finales de los años 80, se inició como actor en un grupo de teatro de su localidad. Tras acabar los estudios universitarios y casarse, trabajó un mes en estudios de mercadotecnia antes de decidirse por la carrera interpretativa.


Kevin Costner

Debutó como actor en una película de H. Heard (Shadows run black, 1981). Después de interpretar papeles menores en películas de escaso presupuesto, intervino como secundario en dos producciones importantes, pero las escenas por él interpretadas fueron eliminadas: en Frances (1982), película en que encarnaba al actor Luther Adler, se quedó con sólo una línea de diálogo, y en Reencuentro (1983) fue el cadáver que aparece en la secuencia de los títulos de crédito.

Poco a poco sus papeles fueron mejorando. Se dio a conocer en 1983 con Testamento final, de Lynne Litlman, largometraje en el que interpretaba a un superviviente de una guerra nuclear. Su papel de pistolero en Silverado (1985), de Lawrence Kasdan, lo lanzó como actor de primera fila, posición que confirmaron sus sucesivas interpretaciones en películas de éxito.

Adquirió el estatus de estrella al interpretar al protagonista de Los intocables de Elliot Ness (1987), y a finales de la década de 1980 era ya uno de los actores mejor pagados de Hollywood. Actor versátil, encarnó a un oficial de marina y espía en No hay salida (1987, de Roger Donaldson), a un jugador de béisbol en Los búfalos de Durham (1988, de Ron Shelton), en la que tuvo a Susan Sarandon y Tim Robbins como compañeros de reparto, y a un granjero atrapado en una situación fantástica en Campo de sueños (1989, de Phil Alden Robinson).


Kevin Costner en Los intocables de Elliot Ness (1987),
de Brian De Palma

En 1989 creó su propia productora, TIG, y al año siguiente dirigió su primer filme, Bailando con lobos, historia de un soldado de la Guerra Civil estadounidense y del pueblo sioux que obtuvo un éxito comercial impresionante y que fue galardonado con siete Oscar, incluidos el de mejor director y mejor película.

Posteriormente encadenó una serie de éxitos comerciales que le convirtieron en una superestrella; entre ellos cabe destacar JFK, caso abierto (1991), de Oliver Stone, sobre el asesinato del presidente John F. Kennedy; El guardaespaldas (1992), romántica historia en que encarnó al guardaespaldas de Whitney Houston, ídolo musical en la ficción y en la realidad; y Robin Hood, el príncipe de los ladrones (1991), nueva versión de un clásico del cine de aventuras.

Su carrera como director sufrió un duro revés en 1995 a causa de la polémica suscitada por Waterworld, una de las películas más caras de la historia del cine que fue a la postre un fracaso comercial. Pero de nuevo obtuvo excelentes críticas como director por Open Range (2003), un western rodado según los cánones clásicos del género y magistralmente interpretado por Robert Duvall.

Otras películas destacadas en las que participó como actor son Un mundo perfecto (1993, de Clint Eastwood), en la que interpretaba a un convicto prófugo perseguido por un ranger de Texas, Mensaje en una botella (1998), Entre el amor y el juego (1999), Trece días (2000) y Dragonfly (2002).

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información