Los Kennedy

Familia de políticos estadounidenses del Partido Demócrata. Esta familia católica de origen irlandés se estableció en Boston (Massachusetts) a mediados del siglo XIX; pronto adquirieron influencia política representando los intereses de la comunidad irlandesa local.

Completaron su ascensión social en tiempos de Joseph Patrick Kennedy (1888-1969), cuyas especulaciones financieras proporcionaron a la familia una de las mayores fortunas del país. Joseph P. Kennedy apoyó la campaña presidencial de Franklin D. Roosevelt, y bajo su Administración fue nombrado embajador en Londres (1938). Sin embargo, hubo de abandonar el cargo un año más tarde, ya que sus inclinaciones antisemitas y su simpatía por la Alemania nazi le llevaron a defender el aislacionismo de Estados Unidos ante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Desde entonces se volvió contra Roosevelt en el seno del partido.


John, Robert y Edward Kennedy

Tanto él como su mujer, Rose Fitzgerald, orientaron a sus hijos hacia la política. La carrera del primogénito, Joseph Kennedy (1915-1942), se truncó al morir durante la guerra pilotando un bombardero sobre Francia. En cambio el segundo, John F. Kennedy (1917-1963), llegó a ser presidente de los Estados Unidos en 1961. Su carrera se interrumpió al morir asesinado.

Su hermano Robert F. Kennedy (1925-1968), que había sido fiscal y un destacado senador (presidente del Comité de Encuestas del Senado desde 1954), fue designado ministro de Justicia al acceder John Kennedy a la presidencia. Destacó su trabajo en favor de la integración racial y, posteriormente, contra la intervención norteamericana en Vietnam. En 1968 quiso continuar la obra de su hermano, luchando por la nominación como candidato presidencial; pero murió tras sus primeros éxitos en las elecciones primarias de aquel año, asesinado también por un terrorista palestino contrario a su defensa del Estado de Israel.

Continuó en la política un cuarto hermano, Edward Moore Kennedy, más conocido como Ted Kennedy (1932-2009), que había sustituido a John F. Kennedy como senador por Massachusetts en 1962. Su prestigio quedó empañado por el escándalo de un oscuro accidente de automóvil en 1969 en el que murió su secretaria; condenado por imprudencia temeraria, hubo de abandonar por el momento sus aspiraciones políticas.

En 1980 Ted Kennedy intentó conseguir la nominación demócrata para la presidencia, que le fue arrebatada por Jimmy Carter. No obstante, siguió desempeñando un papel muy activo en el Senado, enfrentándose a las posteriores Administraciones republicanas. La generación más joven de la familia ha tenido menos éxito en sus empresas políticas: de los hijos de Robert F. Kennedy, sólo Joseph Patrick Kennedy (1952) logró un escaño en la Cámara de Representantes en 1986.