Edwin Klebs

(Königsberg, 1834 - Berna, 1913) Patólogo y bacteriólogo alemán. Su trabajo más importante en el campo científico fue la teoría bacteriológica de la infección. Klebs fue uno de los pioneros en la investigación micetológica en patología, al lograr una exactitud asombrosa en sus estudios acerca de la naturaleza parasitaria de algunas enfermedades, como la viruela y la difteria. Asimismo, desarrolló una importante labor en la introducción de los productos nutritivos obtenidos a partir de cultivos bacterianos, los cuales servirían para facilitar la curación de esas mismas enfermedades.


Edwin Klebs

Completó sus estudios sobre bacteriología en las universidades alemanas de Würzburgo, Jena y Berlín. Apenas finalizados los mismos, en el año 1859, logró un puesto de auxiliar en el Laboratorio de Fisiología de Königsberg. Dos años más tarde, como consecuencia de su destacada labor científica, entró a formar parte del grupo de investigadores auxiliares del eminente Rudolf Virchow en el Instituto Patológico de la Universidad de Berlín, donde trabajó entre los años 1861 y 1866. El reconocimiento que obtuvo en el mundo científico en los años siguientes fue extraordinario, por lo que, en 1866, se incorporó a la Universidad de Berna para impartir lecciones de anatomía patológica, labor que desempeñó hasta 1872.

Durante la Guerra Franco-prusiana estuvo al frente de la dirección del hospital de tuberculosos de la capital suiza. De allí pasó a la Universidad de Würzburgo y, en 1873, a la de Praga, en la que desarrolló su actividad docente hasta 1882, cuando se le ofreció una cátedra en la Universidad de Zúrich. En dicho cargo se mantuvo hasta el año 1895, fecha en la que decidió emigrar temporalmente a Estados Unidos para enseñar Patología en el Rush Medical College de Chicago. En ese mismo año se le encargó la dirección de un sanatorio y de un laboratorio dedicado a la producción de medicamentos bacteriológicos en Asheville (Carolina del Norte). La experiencia americana no fue todo lo fructífera que él había deseado, por lo que decidió, tras un corto período de tiempo, regresar a su país natal.

Klebs fue uno de los primeros científicos en adentrarse en el campo de la bacteriología y, a este respecto, exploró las bacterias causantes de la fiebre tifoidea, el carbunco, las infecciones traumáticas y los protozoos del paludismo. La importancia de Klebs fue tal que precedió al mismísimo Robert Koch en la investigación de la bacteriología de las infecciones traumáticas.

Su primer logro se produjo en 1876, cuando fue capaz de producir endocarditis por medios mecánicos e infecciones generalizadas. Otro de sus éxitos en el campo bacteriológico fue la producción de una infección de origen bovino a través de la leche mientras realizaba estudios sobre la tuberculosis. En el año 1878 logró transmitir con éxito la sífilis a los monos de su laboratorio. Estos experimentos se anticiparon a los desarrollados veinticinco años más tarde por Elie Metchnikoff y Émile Roux. Otras de las enfermedades sobre las que trabajó fueron la malaria, la pancreatitis hemorrágica, el tifus o el gigantismo.

En el año 1883, cuando se encontraba trabajando en el laboratorio de Koch, llevó a cabo su descubrimiento más importante, el bacilo claviforme que producía la difteria. Sus experimentos fueron ciertamente minuciosos: los inició haciendo un exhaustivo estudio histológico basado en un ingente número de casos mortales de difteria. A pesar de que comprobó la existencia del bacilo en las membranas diftéricas, no fue capaz de cultivarlo por sí mismo, ni de probar cuál era su relación con la enfermedad. Un año más tarde, junto a Friedrich August Johannes Löffler, logró aislar este bacilo, que se conoce como bacilo de Klebs-Löffer o bacilo KLB.

Klebs, como buen docente, desarrolló una importante labor editora, especialmente textos dirigidos a la propia comunidad científica y a los alumnos. Algunos de los más destacados fueron Manual de anatomía patológica (1869-1876), Estudio sobre la difusión del cretinismo en Austria (1877) y Tratado de patología general (1887-1889). Aparte de los mencionados, publicó numerosos artículos en las más importantes publicaciones científicas, así como diversas monografías.