Paul Scarron

(París, 1610 - id., 1660) Escritor francés. Es el principal representante de la literatura burlesca, género que cultivó en sus Versos burlescos (1643), en el poema Tifón o la Gigantomaquia (1644) y, sobre todo, en Virgilio disfrazado (1648-1652). Escribió también diversas comedias, entre ellas Jodelet (1645), Don Jafet de Armenia (1652) y El escolar de Salamanca (1654). No obstante, su obra más famosa es La novela cómica (1651 y 1657), relato de tipo realista que describe las andanzas de una compañía de cómicos ambulantes.


Paul Scarron

Ya desde joven conoció una vida irregular; odiado por su madrastra y no defendido por el padre (fue incluso enviado junto a un pariente, con el cual permaneció algunos años), Paul Scarron se alejó de los suyos en busca de la independencia. Elegante abate sin vocación religiosa a los diecinueve años, frecuentó las tertulias mundanas (singularmente la de Marion Delorme), los teatros, la feria de Saint-Germain y las mejores tabernas de la ciudad, y cultivó la poesía a través de fáciles canciones báquicas. Fueron amigos suyos los poetas ligeros de espíritu libertino, entre los cuales figuraba Saint-Évremond.

Su partida hacia Le Mans (1663), donde le aguardaba un cargo junto al obispo de la ciudad, Carlos II de Beaumanoir, y una canonjía, puso fin a su vida alegre e irreflexiva. Permaneció siete años en la "capital de los capones" (sólo interrumpidos por un viaje a Roma en pos del prelado), y en ella conoció al obispo de Berlín, generoso mecenas amante del teatro, y a María de Hauteford, que le presentaría a la reina.

En 1638 contrajo la dolencia que habría de inmovilizarle hasta su muerte, paralítico, en una poltrona, reduciéndole a "un almacén de dolores". Pensionado por Ana de Austria como "enfermo de la reina", empezó en París, en 1640, a trabajar para el teatro, y compuso las obras Versos burlescos (1643), Tifón o la Gigantomaquia (1644) y Virgilio disfrazado (1648-1652), texto que marca una fecha en la historia de la literatura menor: la del nacimiento del género burlesco.

Privado de la pensión por el cardenal Mazarino, de quien se vengó con el ingreso en el partido de la Fronda y la composición de una Mazarinade, Paul Scarron buscó nuevos protectores, hallando en Nicolás Fouquet uno singularmente generoso. Scarron siguió escribiendo y publicando: aparecieron así varios cuentos de gusto español, su obra maestra La novela cómica (1651-57), gacetas rimadas y numerosas comedias, entre ellas una particularmente original y fantástica: Don Jafet de Armenia.

En 1648 y 1651 habían visto la luz, respectivamente, una segunda y una tercera colecciones de versos burlescos. Su hogar, sobre todo después de su boda en 1652 con Françoise d'Aubigné (la futura Madame de Maintenon, que fue para Scarron una inmejorable compañera), se convirtió en uno de los centros mundanos de París, donde hombres de letras y grandes señores se reunían en torno a la poltrona del enfermo para escuchar una vez más su palabra aguda, mordaz y amarga.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información