Richard Widmark

(Sunrise, 1915 - Roxbury, Connecticut, 2008) Actor de cine estadounidense. Iniciado en el teatro y la radio, pasó al cine en 1947, destacando por su extraordinaria versatilidad. Después de cursar estudios de arte dramático en las universidades de Princetown y de Lake Forest, impartió clases en esta última entre 1936 y 1938. Ese año abandonó la enseñanza y se instaló en Nueva York, donde alternó su trabajo de locutor de radio con papeles para el teatro; a principios de los años 40 apareció en diversas obras de Broadway.


Richard Widmark

En 1947 realizó un memorable debut cinematográfico con la interpretación de un asesino de risa ahogada y espeluznante en El beso de la muerte, que le valió la nominación al Oscar. Widmark estuvo ciertamente soberbio en esta obra maestra del cine negro, de la que se recuerda la antológica escena en la que el malvado Tommy Udo (Widmark) arroja por las escaleras a una anciana en silla de ruedas. Durante una corta temporada fue encasillado en este tipo de papeles, pero pronto consiguió abrirse paso interpretando tanto héroes positivos como villanos. En cada una de las categorías encarnó a hombres solitarios y rudos, decididos y difíciles de doblegar. Si se exceptúa alguna equivocación de reparto, las interpretaciones de Widmark fueron lo suficientemente convincentes como para que sea recordado como uno de los mejores actores del cine estadounidense.

Tras esos inicios en thrillers, westerns y filmes bélicos en que casi siempre interpretaba personajes atormentados y psicópatas (como en La calle sin nombre y Cielo amarillo, ambas de 1948), sus papeles en las películas de 1950 Noche en la ciudad y Pánico en las calles, en las que fue dirigido respectivamente por Jules Dassin y Elia Kazan, lo consagraron como actor de fama mundial. Dentro de su extensa filmografía destacan películas como Sin salida (1951), de Joseph L. Mankiewicz, y otras legendarias interpretaciones: el ratero de Manos peligrosas (1953), el suboficial liberal e irónico de Hombres de infantería (1953), el aventurero de La ley del Talión (1956), el rey Carlos VII de Francia en Santa Juana (1957), en la que trabajó a las órdenes de Otto Preminger, y el personaje de Jim Bowie, el hombre del cuchillo, en El álamo (1960), bajo la dirección de John Wayne.


Richard Widmark en El beso de la muerte (1947)

Más tarde vendrían títulos como Dos cabalgan juntos (John Ford, 1961) o El juicio de Nuremberg (1961), estrenada en español como Vencedores o vencidos, en la que hizo una genial interpretación junto a Spencer Tracy de un fiscal militar favorable a la colaboración rusa. Widmark tomó públicamente partido contra Ronald Reagan cuando el político conservador se presentó para gobernador de California, manifestando sus ya conocidas inclinaciones anticonservadoras. No ocultó tampoco que su interés en protagonizar Estado de alarma (1965), filme de James B. Harris que presenta un enfrentamiento naval entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, respondía a la necesidad de denunciar el militarismo norteamericano.

Tras intervenir en numerosas películas y series de televisión en los años siguientes, en 1977 sufrió un ataque al corazón que le mantuvo alejado de las cámaras durante algunos años. Su última aparición en el cine fue en El color de la ambición (1991). Murió el 24 de marzo de 2008 en su casa de Connecticut tras una larga enfermedad. Richard Widmark estaba casado desde 1942 con la guionista de radio y televisión Jean Hazelwood, con la que tuvo una hija.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información