Tom Wolfe

(Thomas Kennerly Wolfe; Richmond, Virginia, 1931) Escritor y periodista estadounidense. Fue el creador, junto con Rex Reed, Hunter S. Thompson y Jimmy Breslin, del llamado «nuevo periodismo», destinado, según él, a suplantar al moribundo género de la novela. Expuso tales ideas en su libro The New Journalism (1973), en el que afirmó que los periodistas pueden adoptar técnicas reservadas tradicionalmente a la ficción y originar así una nueva forma de narrativa.


Tom Wolfe

Sarcástico y mordaz, sus artículos publicados en los años 60 y 70 en rotativos prestigiosos, como The New York Herald y The Washington Post, revelaron una mente agudamente crítica que fustigaba sin descanso variados aspectos de la cotidianeidad y la cultura estadounidense, sin excluir el arte y la literatura. Defensor a ultranza de la cultura «pop» en los años sesenta, su mejor libro de este período es Gaseosa de ácido eléctrico (1968), relato de un viaje por Estados Unidos en compañía del escritor Ken Kesey.

Su obra posterior se caracterizó por un virulento tono polémico contra los liberales (La izquierda exquisita, 1970) o contra el narcisismo de los años ochenta (La década púrpura, 1982). Tom Wolfe se distinguió como novelista con La hoguera de las vanidades (1987), que publicó por entregas en la revista Rolling Stone; tal fue su repercusión que entró en las listas de los libros más vendidos. La hoguera de las vanidades confronta la cotidianeidad de los habitantes de la ciudad de Nueva York con su fascinación por la riqueza y el poder; su protagonista es un exitoso periodista, buen conocedor del mundo de Wall Street, cuyo calvario comienza cuando, en compañía de su amante, atropella accidentalmente a un negro.

Con su siguiente novela, Todo un hombre (1998), Tom Wolfe superó aún el éxito de ventas de la anterior. En estos dos libros Wolfe pretende crear un ámbito en el que se pongan en evidencia todas las capas de la sociedad de su país, lo mejor y lo peor; su objetivo no es retratar determinados personajes o hechos, sino desvelar críticamente el medio sociocultural y los prejuicios y actitudes fuertemente arraigadas. Sin embargo, la suya es una narrativa que busca el impacto y suele quedarse en la crítica superficial. Otros títulos de su producción son The New America (1989) y Fort Bragg (1996); entre sus obras más recientes figura Yo soy Charlotte Simmons (2005).