Thomas Edison

 
Inspiración-Transpiración. Su principal virtud era sin duda su extraordinaria capacidad de trabajo. "El secreto consiste en trabajar de firme", solía decir. "El genio es un diez por ciento de inspiración y un noventa por ciento de transpiración" es otra de sus frases célebres. Cualquier detalle en el curso de sus investigaciones le hacía vislumbrar la posibilidad de un nuevo hallazgo. Para él no contaban las horas; era muy exigente con su personal y le gustaba que trabajase a destajo, con lo que los resultados eran frecuentemente positivos. Pero incluso tras sus primeros éxitos continuó trabajando con el mismo ardor de siempre. Todos sus inventos eran patentados y explotados de inmediato, y no tardaban en producir beneficios sustanciosos, pero sólo el trabajo parecía interesarle y mantenerlo en forma. Su única preocupación en materia de salud consistía en no ganar peso. Era irregular en sus comidas, se acostaba tarde y se levantaba temprano, nunca hizo deporte de ninguna clase y a menudo mascaba tabaco. La imagen le muestra nada inactivo en su despacho, en una instantánea de 1914.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información