Thomas Edison

 
El fonógrafo. El fonógrafo fue uno de los primeros aparatos inventados para el registro y reproducción del sonido. Elaborado en 1877 por Edison, está constituido por un cilindro de metal recubierto por papel de estaño, sobre el cual se apoya una sutil punta de acero colocada en el centro del diafragma. Si se habla delante del diafragma, la energía sonora de la voz la hace vibrar y transmite las vibraciones a una aguja de acero. La aguja traza sobre el estaño un surco continuo helicoidal, que contiene todos los caracteres distintivos del sonido inicialmente producido delante del diafragma: la intensidad se refleja en la profundidad del surco, la altura en el número de incisiones por unidad de longitud y el timbre en la forma del surco. Las grabaciones del cilindro, puesto en movimiento de la forma adecuada una vez terminado el registro, inducen vibraciones sobre la aguja que, a su vez, las transmite al diafragma reproduciendo el sonido registrado. En la imagen, uno de los fonógrafos portátiles producidos por Edison.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información