Johannes Gutenberg

 
Los tipos. El proceso de fabricación de los tipos resultaba lento y laborioso, pero una vez fundidos y compuestos, permitían múltiples impresiones sin que se desgastaran, produciendo imágenes de gran nitidez. Durante más de 400 años todos los tipos se construyeron al modo de Gutenberg; el proceso de fabricarlo metálicos recibió el nombre de fundición tipográfica. En los primeros años de la imprenta, los tipos había que colocarlos manualmente. En primer lugar, el cajista componía palabras con los tipos, de izquierda a derecha, sobre un componedor. Después, el tipo se sujetaba en un marco metálico denominado rama; el marco y el tipo juntos constituían la forma, que se colocaba en la prensa para su entintado e impresión. Para eliminar cualquier exceso de metal en la parte trasera de los tipos se utilizaba un cepillo, a fin de que todas las letras se imprimieran exactamente al mismo nivel. En la imagen, un moderna recreación nos permite ver como serían los tipos que usaba Gutenberg.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información