Diego Velázquez

 
Cacería real del jabalí
1635 - 1640
Lienzo. 1,82 x 3,02
National Gallery, Londres.

La obra representa una cacería y fue encargada a Velázquez para decorar la Torre de la Parada, para la cual también Rubens realizó algunos cuadros mitológicos. Determinadas figuras y el paisaje de fondo pueden no ser obra del mismo Velázquez; se ha pensado en el pincel de A. del Mazo.

Esta forma de cazar jabalíes era costosa y complicada, pues se tenía que cerrar la zona donde se hallaban los animales salvajes con una cerca formada por telas o lienzos (contratela). El rey y sus acompañantes corrían tras los animales con horcas (algunas de reserva pueden verse apoyadas contra un árbol), los sabuesos cansaban a los jabalíes y los cazadores disparaban sobre ellos, como puede verse a la izquierda.

Junto al rey, situado a la derecha, en primer plano, está el conde-duque de Olivares, y los otros dos caballeros pueden ser los hermanos del rey, así como la dama sobre la carroza puede ser su primera esposa, Isabel, aunque es difícil su exacta identificación. Lo mismo ocurre con muchas de las figuras que están fuera del cercado, algunas de las cuales son claramente retratos.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información