Diego Velázquez

 
Cristo en casa de María y Marta
Hacia 1620
Lienzo. 0,60 x 1,03
National Gallery, Londres.

Este cuadro pertenece a la época sevillana de Velázquez, antes de trasladarse a Madrid. Escenas en las que aparecen naturalezas muertas o bien cocinas y tabernas fueron muy populares en Sevilla. Son propios de esta etapa velazqueña los colores terrosos y las pinceladas densas que describen la textura de los objetos y la piel curtida de los aldeanos.

Velázquez plasma maravillosamente las brillantes escamas mojadas de los peces y la solidez y el carácter metálico del mortero. La influencia de Caravaggio es grande, tanto en el tema como en el tratamiento, pero el bodegón y los personajes en primer plano y una segunda vista en el fondo, con personajes religiosos, provienen de los pintores flamencos, especialmente de Pieter Aertsen, que trabajó en Sevilla.

La escena del fondo está tomada de san Lucas y está pensada como un cuadro dentro del cuadro o, quizá, como un reflejo en un espejo, pero es más probable que sea una escena que tiene lugar en una habitación contigua, que se ve a través de una abertura en la pared. Es difícil también decidir qué relación existe entre dicha escena y las figuras del primer plano, la anciana y la cocinera. Tal vez se pretendía establecer algún tipo de relación moral.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información